No necesitas estar tan organizado

By Francisco Sáez • 02 Abril, 2012

“Si tienes todo bajo control, irás muy despacio.” ~ Mario Andretti

Teniendo en cuenta que en este blog solemos destacar las bondades de una buena organización personal, no sólo como vehículo para alcanzar tus objetivos profesionales y personales, sino para hacerlo de una forma relajada y controlada, el título de este artículo puede parecer un tanto contradictorio. Pero no hay trampa ni cartón. No te pases con tu organización.

Hay personas que tienen un perfil extremadamente analítico y dedican muchos esfuerzos a experimentar con detalles organizativos que, seguramente, no valdrán la pena. Este tipo de personas emplean cantidades ingentes de tiempo en probar nuevos sistemas, técnicas, aparatos y software para encontrar la mejor manera de hacer las cosas con el mínimo esfuerzo posible. Al final, la mayor parte de ese tiempo tan sólo sirve para desechar caminos que no llevan a ninguna parte.

También suele ocurrir que, cuando consigues una buena organización y descubres lo bien que te sienta tenerlo todo bajo control, caes en la trampa de querer llevar esa organización a un nivel superior… y después, al siguiente nivel. Pero estar más organizado no te lo va a solucionar todo. Tu sistema te puede recordar qué tareas serán críticas mañana, te puede ayudar a definir tus proyectos, te puede permitir acceder en segundos a un material de referencia bien clasificado… pero sigues necesitando pensar y tomar decisiones.

Seamos claros. Organizar no es hacer cosas. A veces, es incluso una forma de procrastinar lo que deberíamos estar haciendo. El exceso de análisis puede llevarte a la parálisis, y el tiempo empleado en ese exceso es un tiempo perdido, que va en contra de tu motivación original: ser más productivo.

Olvida la perfección y busca un sistema que sólo sea suficientemente bueno. Lo importante de tu organización es que te permita tomar decisiones de una forma fácil y fluida, y que eso te lleve a hacer las cosas. La solución no es estar organizado al detalle, sino lo suficientemente organizado para que una revisión semanal de tu sistema te permita tenerlo todo bajo control de una forma relajada.

Sobre el autor

Dsc00156_thumb
Francisco Sáez (@franciscojsaez) es el fundador y CEO de FacileThings. Es también un desarrollador web especializado en Ruby on Rails, al que le apasionan la productividad personal y el GTD como medios para lograr una vida mejor.

6 comentarios hasta ahora

Jesus
Comentado hace alrededor de 2 años

Tienes razón Francisco, estoy tan entusiasmado con FT que estoy llegando al extremo que tengo mi cabeza descargada pero dedico más tiempo a organizar que a hacer. Sé que con la revisión semanal debo resolver esto, pero ya no es como antes. Antes mi estado permanente de alerta mental me avisaba de los plazos y términos, ahora que he descargado ese estado permanente de vigilia me he dado varios sustos pues casi se me han vencido plazos. Imagino que esto está en la misma interiorización del GTD.

Francisco Sáez
Comentado hace alrededor de 2 años

En efecto, @Jesús. Esto se corrige cuando interiorizas un poco más el método. Utiliza recordatorios con la suficiente antelación para las cosas con plazo de entrega. De esta forma, aparecerán en la revisión semanal correspondiente y podrás empezar a definir acciones para llegar a tiempo.

Juan Manuel
Comentado hace alrededor de 2 años

Si bien es cierto lo que dices de perderse en los métodos, generalmente hablando hay que probar diferentes alternativas por espacio de unos pocos años (yo he tardado 6 en encontrar la mía), y te puedo decir que si no hubiera dedicado un tiempo a testear, desde sistemas con scripts y texto plano hasta la bestia de Omnifocus, no hubiera encontrado el sistema adaptado a mis necesidades, siempre mediante intento y error.

Francisco Sáez
Comentado hace alrededor de 2 años

Hola @Juan Manuel. Creo que todo el tiempo que has empleado en encotrar tu sistema es un tiempo bien invertido. No digo que no haya probar cosas, sino que una vez tienes algo que funciona, no es necesario probar por probar. A veces quedamos enganchados en esa dinámica, cuando no hay necesidad.

JC
Comentado hace alrededor de 2 años

Totalmente de acuerdo Francisco. Llega un punto en que el esfuerzo para seguir mejorando la organización da sólo mejoras marginales que no justifican el esfuerzo. En ese punto es mejor concentrarse más en producir/hacer.

Saludos

JC
Twitter: @ComoMeOrganizo

Francisco Sáez
Comentado hace alrededor de 2 años

Gracias @JC por tus comentarios habituales :)

Esta entrada ha sido cerrada a nuevos comentarios.

RSS para el Blog de FacileThings FacileThings en Twitter FacileThings en Facebook
FacileThings Bye Bye Stress

Pruébala GRATIS 30 días

Aprende a vivir una vida más productiva, con menos estrés.

¡Empieza ya!

FacileThings Bye Bye Stress

¿No conoces FacileThings?

Visita Rápida

Tweets

Blogs productivos

  • Buenhabit ~ Montse Vila

    Pinceladas de desarrollo personal y productividad.

  • Cambiando Creencias ~ Antonio José Masiá

    Desarrollando valor en las personas a través de la productividad, GTD y desarrollo personal

  • David Torné 2.0 ~ David Torné

    Productividad y desarrollo.

  • Du Tudú ~ Daniel Aguayo

    GTD y productividad personal.

  • El Canasto ~ Jeroen Sangers

    Productividad personal.

  • El Gachupas ~ Jerónimo Sánchez

    GTD y productividad personal, en la práctica.

  • Optima Infinito ~ José Miguel Bolívar

    Innovación, productividad y GTD.