A propósito de tus buenos propósitos

By Francisco Sáez • 26 Diciembre, 2011

A medida que se acerca el final de cada año, muchas personas hacen el habitual repaso a lo que han conseguido, averiguan si se sienten bien o no al respecto, y articulan una serie de buenos propósitos personales para el siguiente año.

Según este artículo, los 10 propósitos de Año Nuevo más habituales son los siguientes (se han basado en la población americana pero yo diría que, con matices, es extrapolable a cualquier país del mundo desarrollado):

  1. Pasar más tiempo con la familia y los amigos.
  2. Ponerse en forma.
  3. Perder peso.
  4. Dejar de fumar.
  5. Disfrutar más de la vida.
  6. Dejar de beber.
  7. Eliminar las deudas.
  8. Aprender algo nuevo.
  9. Ayudar a los demás.
  10. …y ser más organizados.

Lo curioso es que, si preguntas a cualquiera, estos objetivos rara vez se cumplen. La mayoría de la gente vuelve a articular los mismos deseos del año anterior para el año siguiente… una y otra vez.

El problema es que los buenos propósitos son sólo deseos o sueños…. Son conceptos difusos, vagos y ambiguos. Si de verdad quieres progresar, define metas en vez de propósitos. La diferencia está en que las metas cumplen estas cinco propiedades, llamadas SMART por sus siglas en inglés:

  • Son específicas (Specific): Cambia Ponerme en forma por Ir la gimnasio los lunes, miércoles y viernes al salir del trabajo.
  • Se pueden medir (Measurable): ¿Cómo sabes si estás avanzando? Ponerme en forma no es fácilmente medible, Ir al gimnasio tres días a la semana es perfectamente medible.
  • Son algo que puedes hacer (Achievable): Si el trabajo y la familia no te permiten ir entre semana al gimnasio, puedes articular Salir a correr 30 minutos los sábados y domingos. Aunque, en este punto, te diría que pierdas el miedo a renegociar tu tiempo con tu empresa y tu familia ;)
  • Son realistas (Realistic): Si Ganar una medalla de oro olímpica en atletismo no está a tu alcance, articula algo más razonable :P
  • Tienen una fecha límite (Time targeted): No lo dejes en el aire. Voy a ir la gimnasio los lunes, miércoles y viernes al salir del trabajo, y empiezo el 9 de Enero.

Las buenas intenciones se suelen quedar ahí. Si defines objetivos o metas tendrás visión a largo plazo y motivación a corto plazo. Ahora sólo tienes que pasar a la acción y dar el primer paso.

Planificación estratégica 12-3-1

Hace un par de años encontré esta sencilla fórmula de planificación en un libro de negocios de Chuck Blakeman:

Primero debes establecer tu objetivo para los próximos 12 meses y desarrollar, sin detallar, un plan general para llegar a él.

Después te concentras en los próximos 3 meses. ¿Que deberías lograr en esos tres meses para estar en línea con el objetivo anual? Aquí defines un plan de acciones para el próximo trimestre.

Y por último, ¿qué debes hacer el próximo mes para cumplir con el objetivo trimestral? Aquí debes definir un plan de acciones específicas, a las que debes asignar una fecha límite.

Cada mes debes definir el plan del siguiente mes y cada 3 meses, el del siguiente trimestre.

Yo lo utilizo para planificar mi startup, pero el método es válido para cualquier proyecto de cierta envergadura.

Espero que os sirva de algo. ¡Felices Fiestas y gracias por estar ahí! :)

Sobre el autor

Dsc00156_thumb
Francisco Sáez (@franciscojsaez) es el fundador y CEO de FacileThings. Es también un desarrollador web especializado en Ruby on Rails, al que le apasionan la productividad personal y el GTD como medios para lograr una vida mejor.

8 comentarios hasta ahora

Ignacio Molina de la Torre
Comentado hace más de 2 años

Hola Francisco

Me parece muy interesante, y, en estas fechas, de mucha "actualidad", porque siempre planteamos nuevos propósitos para el año que comienza.
Me ha gustado particularmente la planificación 12-3-1. Me parece que puede adaptarse a los objetivos, áreas de responsabilidad y proyectos en GTD.
Un saludo, y un muy feliz y próspero 2012 a todos

Francisco Sáez
Comentado hace más de 2 años

Hola Ignacio,

En efecto, este método se puede adaptar perfectamente a la gestión objetivos y proyectos en GTD.

Tanto en la planificación 12-3-1 como en GTD fijas objetivos a largo plazo y defines acciones concretas a corto, de modo que los objetivos se convierten en algo real, tangible y accionable.

Además, revisando cada mes lo que se ha cumplido y planificando el siguiente, se mantiene el proyecto siempre en movimiento. Por supuesto, si utilizas GTD, la Revisión Semanal te garantiza aún más este progreso.

¡Gracias y Feliz Año Nuevo!

Gonzalo Álvarez Marañón
Comentado hace más de 2 años

Cuando describo el significado del acrónimo SMART prefiero sustituir "Realista" por "Relevante" para ti, no para los demás. La razón es que "Realista" me parece una redundancia habiendo introducido ya "Alcanzable". Si existe diferencia es tan sutil, que se pierde. Sin embargo, los objetivos deben ser relevantes para ti (no para tu pareja o para tu jefe) con el fin de que te motiven. Me parece un mejor uso de la R de SMART. En fin, cosas mías.

Francisco Sáez
Comentado hace más de 2 años

Tienes toda la razón. Las propiedades "Realistic" y "Achievable" se parecen mucho y, una vez traducidas al español pierden incluso los matices que, originalmente, las diferencian.

Aunque "Realistic" implica que hay a la vez un deseo y una capacidad de lograr el objetivo, la traducción "Realista" pierde ese matiz, de modo que "Relevante" me parece mucho más acertado.

Muchas gracias por tu aportación, Gonzalo.

Sergio Tirado
Comentado hace más de 2 años

Así es Francisco. El 80% de las personas que hacen propósitos de año nuevo los abandonan antes del día del amor y la amistad. Yo fui parte de esa estadística durante muchos años.

Solo en año nuevo --y no siempre-- me daba tiempo de analizar mi situación (aciertos, desaciertos, fortalezas, debilidades, sueños, etcétera). El resultado de hacer este ejercicio era que terminaba con una lista de propósitos que se perdían en el olvido al cabo de unos cuantos meses. El próximo año volvía a tomar consciencia de la necesidad de hacer cambios, pero a final de cuentas la historia terminaba por repetirse.

Al paso de los años hacer propósitos de año nuevo se fue volviendo frustrante, porque solo servía para darme cuenta de que yo era una persona que no perseveraba en el logro de mis metas. Pero mi situación finalmente comenzó a mejorar cuando comprendí que uno debe tener presente sus metas siempre, no solo el fin de año. Comprendí que uno le encuentra mayor sentido a la vida si pone la mente en claro y define una misión personal.

A raíz de esta realización comencé a utilizar un modelo que me permite hacer un diagnóstico rápido y certero de mi situación en cualquier momento y me facilita establecer objetivos y planes de acción concretos, medibles, realistas y sobre todo, que están 100% alineados a mis prioridades, así como a mis verdaderos gustos y preferencias.

Gracias a este modelo he podido conocerme mejor a mi mismo y he encontrado la claridad mental y la motivación que me han llevado a perseverar y a materializar aquellos cambios que verdaderamente deseaba, pero no conseguía.

El modelo que utilizo lo puedes conocer si buscas "Las Cinco Dimensiones Humanas" en YouTube. A la fecha ha ayudado a muchas personas a hacer cambios favorables en sus vidas. Espero que te sirva a ti y a algunos de tus lectores.

Saludos.

Francisco Sáez
Comentado hace más de 2 años

Comparto totalmente tu idea de que deberíamos definir y tener presentes nuestras metas a lo largo de todo el año, no sólo a final de año. Si realmente quieres lograr algo, sólo tienes que definir el objetivo y empezar a dar pasos hacia él, no importa el día que sea.

Otro detalle que destacas me parece fundamental para poder cambiar las cosas. Y es conocerse bien a uno mismo, reflexionar sobre lo que nos mueve y nos motiva.

Muchas gracias por compartir tu experiencia, Sergio.

Ximena Hernández
Comentado hace más de 2 años

Excelente Francisco, concreto y práctico. Un plan realizable y las acciones son fundamentales para lograr un propósito, ya que por las acciones que tomamos nos constituimos en el ser que somos. Nadie podrá discutirnos que somos deportistas, si durante 3 meses salimos a correr 3 veces por semana por ejemplo. Esto es aplicable para otras modalidades de ser a las que aspiramos en nuestra vida. Gracias por compartir el artículo, que tengas un excelente 2012!
Saludos

Francisco Sáez
Comentado hace más de 2 años

Gracias por tu comentario, Ximena. Para convertir sueños en realidad hay que empezar por realizar las acciones que nos pueden llevar a ellos.

Que tengas un Feliz Año Nuevo y mucho éxito con tus propósitos/objetivos/metas :)

Esta entrada ha sido cerrada a nuevos comentarios.

RSS para el Blog de FacileThings FacileThings en Twitter FacileThings en Facebook
FacileThings Bye Bye Stress

Pruébala GRATIS 30 días

Aprende a vivir una vida más productiva, con menos estrés.

¡Empieza ya!

FacileThings Bye Bye Stress

¿No conoces FacileThings?

Visita Rápida

Tweets

Blogs productivos

  • Buenhabit ~ Montse Vila

    Pinceladas de desarrollo personal y productividad.

  • Cambiando Creencias ~ Antonio José Masiá

    Desarrollando valor en las personas a través de la productividad, GTD y desarrollo personal

  • David Torné 2.0 ~ David Torné

    Productividad y desarrollo.

  • Du Tudú ~ Daniel Aguayo

    GTD y productividad personal.

  • El Canasto ~ Jeroen Sangers

    Productividad personal.

  • El Gachupas ~ Jerónimo Sánchez

    GTD y productividad personal, en la práctica.

  • Optima Infinito ~ José Miguel Bolívar

    Innovación, productividad y GTD.