Productividad y GTD

5 hábitos productivos para “petar” tu rutina matutina

AUTOR: Kayla Matthews
"Mi futuro comienza cuando me levanto cada mañana". ~ Miles Davis
Morning routine

¿Qué es lo primero que haces cuando te levantas de la cama por las mañanas? Quizá vayas directo al baño a cepillarte los dientes mientras escuchas tu podcast preferido.

Si eres como la mayoría de la gente, puede que simplemente vayas directo a la cocina para acallar a tu estómago con un desayuno delicioso. O tal vez ni siquiera salgas de la cama, y te quedes en la calidez de tus sábanas mientras repasas tus redes sociales.

Ya seas un madrugador o seas de los que a regañadientes apagues el despertador de la maañana todos los días, casi todos nosotros tenemos una rutina matutina. Todos empezamos el día en algún momento, pero cada uno a su manera única y diferente.

Piensa en tus mañanas de la misma manera que piensas en el desayuno. Si no le sacas el máximo provecho, puede que sufras de falta de motivación y energía durante el resto del día. Visualiza tu rutina matutina como lo que puede alentar o arruinar el resto del día.

Todos tenemos que salir de entre las sábanas en algún momento — pero todo depende de cómo lo hagamos. Cuando hablamos de empezar el día de la manera más proactiva y productiva posible, la pregunta es ¿qué funciona mejor?

Aunque la clave para ser productivo puede variar de una persona a otra, hay una serie de factores que la mayoría de la gente con éxito comparte, sobretodo con relación a su rutina por las mañanas.

¿Quieres empezar mejor tu día? Pues asegúrate de comprobar estos cinco tips para que tu rutina matinal sea más productiva y efectiva.

1. Prepárate antes de irte a la cama.

Si te enfrentas al desorden cada mañana, lo más probable es que tu desorganización sea la principal culpable de toda tu falta de productividad durante el resto del día. Intenta organizar lo indispensable de manera ordenada en alguna estantería o mesa cercana la noche de antes.

Asegúrate de poner tu ropa del día, tus llaves y otros accesorios necesarios a tu disposición para un fácil acceso por la mañana.

2. Ten un vaso de agua al alcance de tu mano

Acabas de pasar las últimas siete o nueve horas sin beber nada, lo que significa que es natural despertarse con muchas ganas de saciar tu sed.

Aunque puede que pienses que un poquito de deshidratación es un mero inconveniente que puedes aguantar, ¿sabías que también te hace sentir fatigado y exhausto? Guarda un vaso de agua fresca en tu mesita de noche para potenciar tu energía y mantener tu salud cada mañana.

3. Usa las apps en tu beneficio

Es muy fácil sentir que no hay tiempo suficiente en el día como para hacerlo todo, pero ¿y si simplemente consigues la ayuda de un par de manos amigas, al estilo virtual? Aplicaciones de productividad como FacileThings te ayudan a lidiar con todas tus tareas diarias y a aumentar también tus niveles diarios de productividad.

Puede construir rápidamente listas de tareas pendientes y así ahorrarte un tiempo valioso, además de energía, en el proceso, asegurándote de tachar todo lo de tu lista cada mañana.

4. Haz que las herramientas de reconocimiento de voz sean parte de tu rutina matutina.

A veces puedes necesitar un poquito de tecnología “manos libres” para ayudarte a iniciar el día. Es ahí cuando el reconocimiento de voz entra en juego. Las herramientas del reconocimiento de voz son muy fáciles de instalar en tu móvil y en cualquier otro dispositivo.

Ya sea enviar un mensaje rápido por la mañana o enviarle un email a tu jefe, no dejes que la falta de energía te impida realizar tus comunicaciones matutinas. Simplemente utiliza software que sea “manos libres”.

5. Ten más energía con un desayuno fácil y nutritivo

Imagina tener que lidiar con tu día con una sobrecogedora sensación de fatiga y con tu estómago quejándose. Si te saltas el desayuno, está puede ser la realidad.

Asegúrate de añadir al desayuno algunos nutrientes energizantes como Vitaminas del grupo B y omega-3. Al fin y al cabo, la mejor manera de empezar bien tu día es con la carga nutricional necesaria para aguantar el resto del día. Lo que sea que comas, prepáralo la noche de antes :

  • Deja fuera tu bol de cereales
  • Prepara y congela tortitas que puedas recalentar por la mañana
  • Deja los ingredientes de un batido en el recipiente de la batidora en la nevera.

Si le echas un vistazo a los hábitos que practican los individuos más exitosos, lo más probable es que su clave para el triunfo empiece con una mañana productiva. ¡Con algunos consejos y trucos productivos en mente, también puedes mejorar drásticamente tu nivel diario de logros!

No hay comentarios

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.