Productividad Empresas

Cómo influye el rendimiento de los empleados en el crecimiento de la empresa

AUTOR: Rachel Eleza Tags Cultura de Empresa

¿Quieres impulsar tu productividad personal?

Organízate con eficacia. Sin estrés.

La solución definitiva para hacer GTD®

Tu sistema GTD®, listo desde el primer minuto

¿Trabajas desde casa? ¡Mejora tu productividad!

Encuentra el equilibrio entre el trabajo y lo demás

Employees companies growth

Los empleados son el motor de toda empresa. Además, su rendimiento en el trabajo determina el éxito o el fracaso de la misma. No hace falta decir que los equipos de alto rendimiento dan lugar a organizaciones de éxito y a la inversa. Todo empresario tiene como objetivo principal mejorar el rendimiento de sus empleados para seguir siendo competitivo en el mercado y crecer. Sin embargo, para mejorar el rendimiento, es fundamental entender lo que ello implica. En este artículo, ofrecemos información sobre cómo medir y evaluar el rendimiento de los empleados, así como los pasos que se pueden dar para garantizar que sigan rindiendo adecuadamente y así aumentar el crecimiento de la empresa.

Entender el rendimiento de los empleados

El rendimiento de los empleados es básicamente la forma en la que un empleado realiza y completa las tareas que se le asignan, cumpliendo los requisitos y los plazos. El bajo rendimiento puede ser perjudicial para el crecimiento, ya que las empresas luchan por alcanzar los objetivos fijados. Por otro lado, el buen rendimiento puede manifestarse de la siguiente manera:

  • Clientes contentos y satisfechos.
  • Incremento de la moral del equipo y del compromiso a largo plazo.
  • Una mayor rapidez en la ejecución de los objetivos y en la expansión del mercado.

¿Cómo se puede medir el rendimiento de los empleados?

Medir el rendimiento de los empleados es un paso importante en la gestión de éste. Cuando se hace bien, es posible identificar las áreas en las que hay que ayudar a los empleados a mejorar para que sigan teniendo un alto rendimiento. Estas son algunas de las formas que se pueden utilizar para medirlo:

  • Calidad del trabajo – Se trata de las expectativas y los objetivos establecidos para una función o tarea. ¿Se esfuerza el empleado por cumplir o incluso superar esas expectativas? ¿Cuál es la calidad del trabajo producido en comparación con los estándares establecidos? ¿Es necesario redefinir la función del empleado?
  • Rapidez – ¿Cumple el empleado con los plazos establecidos? ¿Hay algún obstáculo para que las tareas se realicen dentro de los plazos establecidos?
  • Eficiencia – Se exige a los empleados que den el máximo rendimiento con los mínimos recursos posibles. Mide la eficiencia de los empleados en la entrega de tareas.
  • Confianza – Pregúntate si puedes confiar en que tus empleados realicen bien sus tareas. ¿Necesitas intervenir para supervisarlos o pueden realizar un trabajo de calidad con una supervisión mínima?

Evaluar el rendimiento de los empleados

Entonces, ¿cómo puedes encontrar respuestas a las anteriores magnitudes de medida? Pues bien, las respuestas están en las personas, y sólo puedes obtenerlas a través de los informes de evaluación continua. Hay varias formas de realizar evaluaciones de rendimiento. Entre ellas:

  • Autoevaluación – Pide a los empleados que rellenen un formulario de evaluación sobre cómo han realizado una tarea. Establece preguntas que puedan utilizar para juzgar su rendimiento.
  • Una evaluación en 360 grados – Consiste en pedir a las personas que trabajan con el empleado que den su opinión sobre el rendimiento de éste.
  • Evaluación basada en objetivos – Trabaja con los empleados para determinar los objetivos de rendimiento, como metas y plazos claros. A continuación, puedes utilizar estos objetivos para medir si se cumplen al finalizar la tarea.

Qué puedes hacer para mejorar el rendimiento?

Después de medir y evaluar el rendimiento de los empleados, hay que tomar los resultados para determinar las áreas que hay que mejorar. Sin embargo, todo se reduce a los factores que afectan al rendimiento. Además de los factores externos, como los problemas personales y similares, los empresarios deben centrarse en estos tres factores clave:

1. Formación y desarrollo

Los empresarios deben asegurarse de que los empleados reciben la formación adecuada para dotarles de los conocimientos necesarios para realizar bien sus tareas. Ayuda a tus empleados a dominar los cambios en los procesos de flujo de trabajo o la introducción de nuevas tecnologías. El desarrollo es a largo plazo y se centra en ayudar a adquirir habilidades que les ayuden a desempeñar funciones más altas.

2. El compromiso de los empleados

Si un empleado está muy comprometido, es probable que tenga un rendimiento ejemplar. Por tanto, hay que trabajar para mejorar su compromiso. Algunas de las cosas que puede hacer es escuchar sus necesidades, reconocer y recompensar el buen rendimiento, invertir en el bienestar de los empleados, etc.

3. La cultura de empresa

El entorno de trabajo también influye en el rendimiento. Si la cultura es positiva, los empleados estarán motivados y comprometidos a trabajar al máximo para dar los mejores resultados. Asegúrate de que tomas las medidas necesarias para crear una cultura empresarial positiva.

Conclusión

Tus empleados son los portadores de tu visión. Sin embargo, la forma en la que tu organización vaya a realizar esta visión dependerá de su rendimiento. Si el rendimiento es bueno, es probable que se acelere el crecimiento de la empresa. Como empresario, tienes la misión de asegurarte de que tu equipo tiene un buen rendimiento continuo. Para ello, tendrás que medirlo y evaluarlo. A continuación, encontrar las áreas de mejora y actuar en consecuencia.

Lauren adley
Rachel Eleza

Rachel es directora de marketing de Upsuite y escritora de diferentes sitios web. Le encanta leer y viajar. Es una mujer ambiciosa y trabajadora. Cuando no está escribiendo, generalmente está preparando una tormenta o tratando de encontrar nuevas formas de inspiración.

Los 5 pasos que podrán tu vida y tu trabajo en orden

¡Descarga GRATIS el ebook El Flujo de Trabajo de GTD®!

The gtd workflow cover es

No hay comentarios

¡Comparte tus pensamientos!

Escribe tu comentario:

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.