Fundamentos de GTD

Revisar

Es necesario que revises el estado en que se encuentra tu vida, a intervalos regulares y a los niveles adecuados.

Debes revisar diariamente tu agenda, ya que ahí se encuentran las acciones comprometidas de cada día. También deberás revisar bastante a menudo tus listas de próximas acciones. Si las organizas por contextos (“en casa”, “con el ordenador”, “con el jefe”), sólo tendrás que revisar aquellas en las que el contexto esté disponible.

Las listas de proyectos, en espera y algún día/tal vez deben ser revisadas con la frecuencia que tu creas necesaria para no estar preocupado por ellas.

Es muy recomendable hacer una revisión semanal para mantener actualizado el sistema:

  • Recopilar y procesar todas tus cosas.
  • Actualizar tus listas.
  • Revisar todo tu sistema: limpiar, actualizar, completar.