Productividad y GTD

El mapa de objetivos - el camino a una vida productiva

AUTOR: Samantha R. Gilbert
Map of aims

Cuando viajas, habitualmente planificas tu viaje, es decir, organizas las rutas y los monumentos que quieres ver con antelación porque quieres sacarle el mayor partido a la experiencia.

¿Haces lo mismo en tu día a día? ¿Planificas cada aspecto de tu vida? Bueno, deberías, si le quieres sacar el mayor provecho posible.

Es por eso por lo que es esencial establecer objetivos y planificar tu futuro.

Hay muchas maneras efectivas de establecer tus metas y objetivos. Una de ellas es el mapa de objetivos.

Apunta al objetivo correcto

Para empezar, es crucial que apuntes en la dirección correcta cuando establezcas tus objetivos. En otras palabras, asegúrate de que tu meta es algo que de verdad deseas.

Ir hacia algo que de verdad quieras te dará la fuerza y la determinación para avanzar cuando las dudas y los obstáculos vayan surgiendo. De lo contrario, si no es algo que de verdad tiene valor para ti, lo abandonarás fácilmente.

La mejor manera de asegurarte de que estás estableciendo el objetivo adecuado es imaginarte que lo has alcanzado. ¿Cómo te sientes? Si eres feliz, es el correcto.

Cómo crear un mapa de objetivos

Los mapas mentales son un método eficaz para estructurar tus objetivos y cumplirlos. Además, harás nuevas conexiones y llegarás a conclusiones distintas de las que llegarías con la manera tradicional de establecer objetivos.

Veamos cómo queda este proceso.

1. Crea una idea central

La idea central representa tu objetivo o aspecto en el que te gustaría explorar más allá. Por ejemplo, puede ser empleo paralelo si lo que buscas es ganar algo de dinero extra o 2019 si son planes para el año que viene. En otras palabras, puede ser lo que sea sobre lo que quieras hacer una lluvia de ideas, tu proyecto creativo, un nuevo plan de dieta; básicamente cada aspecto de tu vida que quieras hacer más productivo.

Una vez hayas elegido tu objetivo, escríbelo en el centro de la página y añade una imagen que lo represente. Una imagen vale más que mil palabras, y estimulará tu memoria y tus pensamientos.

2. Añade ramas a tu mapa mental

El segundo paso es añadir ramas a tu tema central. Éstas serán las ramas centrales, que representan los temas clave. Por ejemplo, si estás planeando un segundo empleo, escribe todas tus especialidades, o si estás haciendo planes, escribe todos los aspectos de tu vida que son importantes para ti.

Asegúrate de usar distintos colores para cada rama, para hacer tu mapa más efectivo. Los colores son una herramienta que te ayuda a ordenar, codificar, recordar o recalcar distintos conceptos.

Estas ramas principales se irán expandiendo en pequeñas ramas al explorar cada tema.

Los mapas mentales son muy flexibles y siempre puedes añadir otra rama cuando te venga una nueva idea a la mente.

3. Añade palabras clave

La regla es usar una sola palabra, una idea principal por rama y evitar el uso de frases. De esta manera, la noción principal no está atrapada en una frase y puede generar más ideas. Como resultado, serás más creativo y tendrás ideas fantásticas.

Por ejemplo, si escribes nuevo empleo como uno de tus objetivos, te limita a pensar solo en nuevas oportunidades, olvidando las oportunidades de tu empleo actual o tus hobbies.

Cuando estés escribiendo las palabras clave y haciendo la lluvia de ideas, pregúntate estas cuestiones cruciales:

  • ¿Qué siguiente paso tendría el mayor impacto?
  • ¿Qué pequeña acción puedo llevar a cabo esta semana?

Si tu objetivo es mejorar tus resultado académicos, a lo mejor un pequeño paso es escribir por fin ese ensayo que estabas posponiendo. Si eso aún suena a misión imposible con todos tus exámenes y trabajos, a lo mejor añadir una nueva rama ayuda. Puede que los servicios de escritura de ensayos por encargo sean la solución que buscas.

Estas preguntas asegurarán que tus ideas son seguidas por acciones que indudablemente llevan al cumplimiento de tu objetivo.

¡Recuerda que no hay reglas! Intenta pasártelo bien y olvidar tu crítico interno. Aunque pienses que has terminado, no pares – sigues necesitando atrapar todas las ideas ocultas.

¿Qué es lo siguiente?

Una vez hayas completado tu mapa mental, debes ponerlo en un lugar en el que puedas verlo y revisarlo cada pocos meses. No te preocupes, no necesitas ir a verlo cada día ya que tu subconsciente ya se ha quedado con todas las ideas y ha empezado a trabajar en ellas.

Sin embargo, sí sería útil revisar y establecer los siguientes pasos pequeños que tendrán un impacto significativo en tu objetivo. Por ello, sería conveniente que tuvieras un cita contigo mismo para hacer un check-in del mapa mental cada mes.

Además, no te preocupes si cambias de opinión acerca de tu objetivo, es completamente normal. Tus objetivos no deben estar grabados a fuego, pueden ir cambiando por el camino. Lo más importante es disfrutar de todo el proceso. Si no, deberías considerar cambiar tu enfoque y encontrar nuevas y mejores maneras de alcanzar tu objetivo.

Conclusión final

El mapa de objetivos es una manera fácil y eficiente de estructurar tus metas y encontrar nuevas maneras productivas de conseguirlas. Además, es un método que conduce a la acción, lo que te llevará a lograr resultados.

Lo último que te queda por hacer es probarlo. No vas a perder nada, pero puedes conseguir mucho.

No hay comentarios

¡Comparte tus pensamientos!

Escribe tu comentario:

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.