Productividad y GTD

Cómo se construye tu futuro

AUTOR: Francisco Sáez
“El futuro pertenece a los que se preparan para él hoy.” ~ Malcolm X
Better future

Se acerca el final del año y probablemente estás haciendo un repaso mental a cómo ha ido este año, qué has conseguido y qué te gustaría cambiar para que el año que viene sea mejor.

Por alguna razón no muy lógica, medimos todo lo relativo a nuestro desarrollo personal en años naturales, y solo nos preocupamos de ello de año en año. Peor aún, cuando reflexionamos sobre estas cosas nos contentamos con decir en voz alta un par de buenos propósitos para el año que viene. Y aunque los pronunciamos con total convencimiento, normalmente el entusiasmo se apaga pronto y en Febrero ya nos hemos olvidado por completo de lo que queríamos mejorar en el nuevo año.

En el desarrollo ágil de proyectos se trabaja en ciclos muy cortos de tiempo, llamados “iteraciones”, en los que se define un resultado deseado y se planifican las acciones necesarias para lograrlo. Al final de cada iteración se realiza una “retrospectiva”, que es una reunión en la que el equipo reflexiona sobre lo que ha sucedido durante la iteración e identifica acciones para mejorar en lo sucesivo. Concretamente, en una retrospectiva los miembros del equipo tratan de responder a tres preguntas:

  • ¿Qué funcionó bien?
  • ¿Qué funcionó mal?
  • ¿Qué acciones podemos realizar para mejorar de aquí en adelante?

Como ves, es algo muy parecido a lo que suele hacer cualquier persona al finalizar el año, solo que se hace de manera regular cada muy poco tiempo. Y en vez de pensar en buenos propósitos se identifican acciones concretas que se incorporan rápidamente a la rutina diaria.

Las retrospectivas son una herramienta de reflexión muy útil que puedes utilizar en tu trabajo, con tu familia o por ti mismo. Si se hacen de manera consistente, permiten reconocer victorias que hay que celebrar y derrotas de las que hay que aprender. Las puedes realizar en cualquier intervalo de tiempo con el que te sientas cómodo (cuanto más corto, mejor).

Como se dice en la Bolsa, “los resultados pasados no garantizan rendimientos futuros”. Pero la experiencia que has adquirido a lo largo de este año y de lo años anteriores te proporciona información valiosa para tener un futuro mejor. Los éxitos y fracasos que has ido obteniendo te indican qué debes replicar y qué debes evitar de aquí en adelante.

¿Qué deberías empezar a hacer este año? ¿Qué deberías dejar de hacer? ¿Qué deberías continuar haciendo? No te servirá de nada responder a estas preguntas si no planificas las acciones oportunas en un sistema de gestión personal, el que sea. Tu futuro se construye con las acciones de tu presente.

No hay comentarios

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.