Productividad y GTD

8 Consejos decisivos para aumentar tus niveles de serotonina: Sé productivo y feliz a la vez

AUTOR: Berta Melder
Happy and productive

Nuestro éxito y nuestra productividad nunca se mantienen estables. A veces estamos más centrados y somos más productivos. Tomamos decisiones fácilmente y completamos más tareas porque sentimos que podemos. Pero a veces vemos que solamente estamos perdiendo el tiempo, haciendo cosas que no sirven para nada e ignorando detalles importantes. No hay absolutamente nada de malo con tener tus buenos y tus malos momentos, de hecho, nuestra actividad está determinada por el equilibrio hormonal de nuestro cuerpo. No obstante, un desequilibrio hormonal serio puede estropear tus planes y complicar tus actividades normales.

Las hormonas pueden afectar a tus emociones. Te hacen más o menos activo, cambian tu estado de ánimo y tu comportamiento. Sin algunas hormonas, dejamos de disfrutar nuestras vidas y nos sentimos deprimidos. Una de esas hormonas es la serotonina.

¿Qué es la serotonina?

La serotonina es una de las hormonas más comunes, sin embargo, no todo el mundo entiende qué hace esta hormona exactamente y como afecta nuestro estado de ánimo. Primero, es la responsable de regular la ansiedad. Nos hace felices. La falta de serotonina conlleva numerosas enfermedades y trastornos mentales incluyendo ansiedad, depresión, Parkinson y Alzheimer.

Esta hormona está directamente relacionada con la depresión pero tiene muchas más funciones además de regular el ánimo. Por ejemplo, la serotonina nos ayuda a dormir correctamente. Nos ayuda a regular los ciclos circadianos y nos ayuda a despertarnos a la hora. La gente con el nivel de serotonina bajo suelen sufrir de depresión e insomnio, incluso problemas únicamente con los ciclos circadianos pueden causar depresión. Esa es una razón por la que los trabajadores de tres turnos tienden más a desarrollar este trastorno.

Cada uno de nosotros tiene su nivel apropiado de serotonina. Esos niveles son genéticos, pero depende de nosotros la velocidad a la que la producimos. Determinadas actividades pueden aumentar nuestro nivel de serotonina, mientras que otras pueden llevar a un desequilibrio hormonal y sus consecuencias. Debes imaginar la serotonina como si fuera la respuesta de tu cuerpo a lo que estás haciendo en cada momento. Por ejemplo, si llevas una buena dieta, recibes suficiente luz solar y evitas situaciones estresantes, tus niveles de serotonina subirán.

Como aumentar la Serotonina

1. Consigue más luz natural

La luz del sol activa nuestro sistema de serotonina y aumenta su producción. Además, cuanto más intensa es la luz solar, más rápido producimos serotonina. Por ello, no es ninguna sorpresa que nos sintamos más deprimidos en otoño e invierno. La luz solar no sólo estimula la producción de serotonina sino que además mejora las funciones cognitivas independientemente del estado de ánimo. La luz artificial no funciona. Incluso si el cielo está nublado, sigues teniendo más luz solar fuera, así que levanta y date un paseo. Te recomiendo dar un paseo nada más levantarte para ser más productivo el resto del día.

2. Muévete

El ejercicio físico ayuda a producir serotonina de dos maneras. Primero, cuando nuestras neuronas motoras se activan, activan a su vez neuronas de la serotonina. Activa la asimilación de la serotonina y potencia la cantidad producida por nuestro cerebro. Además, el ejercicio también aumenta los niveles de otra hormona, el triptófano, que es un precursor de la serotonina.

3. Come proteína animal

Como el triptófano se convierte en serotonina, podemos regular la serotonina aumentando el triptófano. La proteína animal es una gran fuente de triptófano. No importa que elijas; pollo, huevos, ternera, cordero o pavo, todos estos alimentos aumentarán la asimilación de triptófano y te harán sentirte más feliz.

4. Duerme más horas

La serotonina afecta la calidad y cantidad de sueño, sin embargo, también funciona de la manera contraria. Cuanto más duermes, más serotonina tienes. La falta de sueño es una de las razones por las que nuestro cuerpo no produce esta hormona y no responde correctamente a la serotonina. La privación prolongada del sueño arruina nuestra manera de conseguir serotonina. Hace falta dormir en una habitación totalmente oscura. Y la duración del sueño puede variar entre 7 y 9 horas.

5. Consume más carbohidratos

Si quieres aumentar tu serotonina, necesitas incluir más carbohidratos en tu dieta. Los carbohidratos activan la insulina, lo que mueve a los aminoácidos de nuestra sangre a nuestras células cerebrales. Dado que al triptófano no le afecta la insulina, este aminoácido se vuelve dominante. Se convierte en serotonina, lo que nos hace sentir mejor. Por ello, asegúrate de comer suficientes vegetales y cereales sin gluten.

6. Consume más micronutrientes

Necesitas ingerir más vitamina B6 y D. Una gran manera de conseguir la vitamina D es la luz solar, pero también la puedes encontrar en el hígado, la yema del huevo y en el marisco. La B6, la consigues comiendo pescado, espinacas y apio.

7. Date un masaje

Después de un buen masaje, los niveles de serotonina de tu cuerpo aumentan un 28%. Los masajes también disminuyen la hormona del estrés, cortisol, un 31% y generan otra hormona de la felicidad, la dopamina.

8. Bebe café

Aunque demasiado café puede ser malo para tu salud, esta bebida aumenta los niveles de serotonina en tu cerebro y le hace más sensible a esta hormona.

La “hormona de la felicidad” no sólo nos salva de la depresión sino que nos ayuda a dormir bien por la noche y seguir productivos durante el día. Repara nuestros vasos sanguíneos, ayuda a nuestro sistema digestivo, y regula el deseo sexual. Si te sientes cansado o estresado, si no estás motivado y las tareas habituales se hacen más complicadas que de costumbre, quiere decir que puedes necesitar más serotonina. Sigue nuestros sencillos consejos y te sentirás más feliz, sin la necesidad de buscar un terapeuta.

No hay comentarios

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.