Productividad y GTD

¿Tienes lo que hay que tener?

AUTOR: Francisco Sáez

¿Quieres impulsar su productividad personal?

Pon tu vida en orden, sin estrés

La solución definitiva para hacer GTD®

Tu sitema GTD®, listo desde el primer minuto

Blog productivity

Cuando hablo con alguien que ha implantado GTD con éxito, trato de averiguar cuál es el motivo que le ha llevado a ello. No se trata sólo de curiosidad. Hay mucha gente interesada en libros, blogs y aplicaciones relacionadas con la productividad, que no consiguen comulgar con ninguna metodología ni sistema. Me interesa saber qué diferencia a unos de otros. ¿Qué hace falta para tener éxito? ¿Hay algún secreto?

Añadiendo mi experiencia personal como un caso más—actualmente puedo decir que GTD me funciona más que bien—, he llegado al convencimiento de que la diferencia fundamental entre los que lo consiguen y los que no, es que los primeros consideran que la productividad es una necesidad en sus vidas, mientras que los segundos creen que es algo interesante, algo útil o algo que puede estar bien.

Parece que aquéllos que han empezado a interesarse por temas de productividad personal y han terminado aplicando con éxito los métodos aprendidos, tienen una motivación especial, una razón de peso que les ha ayudado a dejar de querer y empezar a hacer.

No sirve de mucho tener buenas razones, esas las tiene todo el mundo. Tanto los que tienen éxito como los que no, entienden que ser productivos les permitirá lograr más cosas en su vida, disfrutar de más tiempo libre, vivir menos estresados y ser personas más completas. Una persona que pesa 30 kg de más sabe de sobra todas las razones (salud, autoestima, aceptación social, etc.) por las que debería reducir su sobrepeso, pero parece que sólo lo intenta en serio cuando se produce una situación que le hace sentir de verdad esas razones.

Así pues, conocer las razones no es suficiente, hay que tener una intensa preocupación por ellas. Una persona que, por ejemplo, se da cuenta de que su relación con su pareja y sus hijos se ha deteriorado mucho por no poder dedicarles el tiempo adecuado, convierte la búsqueda de la productividad en una necesidad real.

Creo que, mientras no tengas ese momento revelador en el que transformes la productividad de algo simplemente interesante (nice-to-have_) en algo necesario (_must-have), es muy probable que no consigas implantar con éxito ninguna metodología y termines echándole la culpa a la propia metodología o a las herramientas que utilices. Analiza tu vida y busca la verdadera razón por la quieres mejorar. Seguro que la encuentras.

No hay comentarios

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.