Productividad y GTD

Elige pasatiempos más lentos para ser más productivo

AUTOR: Francisco Sáez
“Tomar de un trago un vaso de vino es una estupidez” ~ Uwe Kliemt, músico.

La solución definitiva a tu organización personal

Aprende a organizarte con eficacia

La solución definitiva para hacer GTD®

Tu sistema GTD®, listo desde el primer minuto

Slower passtimes

Siempre he defendido que la productividad personal no tiene nada que ver con trabajar rápido, algo que no comparte mucha gente, sobre todo en el mundo empresarial. Estoy totalmente en contra del culto a la velocidad que impera en nuestra sociedad y hace años que he elegido disfrutar de la vida en vez de ir corriendo detrás de ella, le pese a quien le pese.

Carl Honoré, en su libro Elogio de la lentitud, va más allá y asegura que una vida desacelerada no solo es más placentera sino que puede llegar a ser más productiva. Resulta que cuando disminuimos nuestro ritmo de vida somos capaces de pensar más, concentrarnos más y mejor, tomar mejores decisiones y cometer menos errores. Somos más efectivos y, definitivamente, somos más felices.

Estos motivos deberían ser más que suficientes para que estas vacaciones te plantees disfrutar de pasatiempos más lentos. El ocio es un asunto más serio de lo que crees. Lo que haces en tu tiempo libre termina de dar forma y significado a tu vida.

Afortunadamente, parece que hay una creciente nostalgia de la época en que hacer las cosas bien era un auténtico placer, mucho más importante que hacerlas rápido. Aficiones como la jardinería, la lectura, la pintura, la cocina, los trabajos manuales, etc., están volviendo con fuerza y por todas partes aparecen grupos que promueven este tipo de actividades.

Por ejemplo, hay gente que se reúne para hacer punto de sus ratos libres, a modo de antídoto contra el estrés y el apresuramiento de la vida moderna. Las aficiones con bajo nivel tecnológico nos ayudan a desacelerar y han demostrado resultar muy terapéuticas. Es curioso que en un mundo dirigido por la tecnología, nuestro interés por los objetos hechos a mano es más intenso que nunca.

Me gusta pensar que GTD forma parte, casi sin quererlo, de la filosofía del Movimiento Slow que defiende Carl Honoré. En GTD no se habla nunca de prisas ni de urgencias. Se trata de conocer nuestros compromisos, aclararlos y tomar decisiones sobre ellos. De una manera humanizada y con sentido, en equilibrio con todas nuestras áreas de responsabilidad.

Cuando te vayas de vacaciones este verano, acuérdate de dedicar tiempo a hacer las cosas que hacen de la vida un placer, como disfrutar de una buena mesa, de una buena conversación, hacer ejercicio físico, relacionarte, leer, etc. Pero despacio, tómate el tiempo que necesites.

No hay comentarios

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.