Productividad y GTD

Porqué no sueles tomar la mejor decisión

AUTOR: Francisco Sáez
“El entendimiento humano, una vez ha adoptado una opinión, dibuja todo lo demás para apoyar y estar de acuerdo con esa opinión.” ~ Francis Bacon

La solución definitiva a tu organización personal

Aprende a organizarte con eficacia

La solución definitiva para hacer GTD®

Tu sistema GTD®, listo desde el primer minuto

Blog productivity

El sesgo de confirmación es un sesgo cognitivo que hace que demos mucho crédito a la información que confirma nuestra creencias, a la vez que ignoramos aquella información que cuestiona nuestras expectativas. Dicho de otro modo, la gente tiende a filtrar favorablemente la información que confirma sus hipótesis e ideas preconcebidas, independientemente de la veracidad o falsedad de la información.

Queremos pensar que nuestras opiniones son siempre el resultado de un pensamiento racional, pero son más bien el resultado de prestar demasiada atención, a lo largo de nuestra vida, a información que recibimos o interpretamos de forma sesgada. El sesgo de confirmación es un fenómeno que afecta a tu vida mucho más de lo que tú te crees. Puedes observarlo en todas partes.

Una persona que trata de perder peso haciendo una dieta en la que cree, se felicitará los días en que su peso baje, y pensará que se trata de una simple fluctuación los días en que el peso no baje o suba. Incluso después de dos meses sin haber perdido un gramo, su cerebro buscará cualquier excusa que explique satisfactoriamente el motivo del fracaso de la dieta.

Un aficionado de un equipo de fútbol muy probablemente va a interpretar cualquier lance del partido de manera que favorezca a su equipo, aunque las imágenes y las repeticiones a cámara lenta digan claramente lo contrario.

Una persona que va a escribir un artículo, buscará primero información que favorece su línea de pensamiento y pasará por alto la información que es inconsistente con sus creencias.

Una persona con una determinada orientación política seleccionará las publicaciones (televisión, prensa, internet, etc.) que reafirman su postura. Y no leerá un periódico de diferente ideología aunque sea el único disponible en el bar en el que está desayunando.

Un equipo de trabajo que ha lanzado un nuevo producto celebrará con entusiasmo cualquier signo que indique una evolución positiva del producto, y tenderá a pensar que los signos negativos son debidos a “circunstancias especiales”.

La gente prefiere que le digan lo que ya sabe, de otro modo se siente incómoda. Lo que mejor hace el ser humano es interpretar la nueva información que le llega de modo que sus conclusiones anteriores no se alteren.

¿Ves el peligro de todo esto, verdad? El sesgo de confirmación hace que podamos ser unos completos incompetentes a la hora de tomar decisiones. Los hechos no dejan de existir solo porque los ignoremos. Hay miles de casos, y seguro que tú conoces unos cuantos, en los que el exceso de confianza en las creencias personales han llevado a tomar decisiones desastrosas.

Hoy en día, debido a la sobrecarga de información a la que nos vemos sometidos, es más fácil que nunca encontrar la información que apoya nuestras ideas e ignorar el resto. No tienes más que buscar en Google. No importa lo rara que sea tu suposición, encontrarás textos que la confirmen.

Tú también tienes tus creencias y cualquier disonancia con ellas te provocará una pequeña molestia que vas a querer evitar la mayoría de las veces. Aunque ello te lleve a perder un trabajo, a arruinar tu empresa o a deteriorar una relación personal importante.

¿Qué puedes hacer para evitar esto? Cada que te veas justificando hechos reales con frases como “se trata de un caso especial”, “es tan solo una excepción”, “bueno, las circunstancias no son las habituales”, etc., presta mucha atención a la situación.

Cuando quieras confirmar una hipótesis, no busques argumentos que la apoyen. Haz lo que hacen los buenos científicos, buscar evidencias que la contradigan. Tienes que estar abierto a investigar cualquier contradicción, objetivamente, apoyándote en los datos.

Para aprender, siempre tienes que estar dispuesto a desaprender.

2 comentarios

3f4c58c0db531f9ad769c29fa43a650c
Comentado hace más de 4 años Vicent González i Castells

Hola Francisco,

desconocía que el concepto estuviera ya bautizado y me ha encantado encontrar un artículo que centre el argumento en este problema.

Seguramente es una de esas barreras inherentes al ser humano y que de ser superada podría suponer un salto cualitativo en nuestra evolución personal y como sociedad.

Hablamos de ser críticos de verdad. Las implicaciones que eso podría tener en cualquier civilización son inimaginables. Ahí andamos ;-)

3f4c58c0db531f9ad769c29fa43a650c Vicent González i Castells

Hola Francisco,

desconocía que el concepto estuviera ya bautizado y me ha encantado encontrar un artículo que centre el argumento en este problema.

Seguramente es una de esas barreras inherentes al ser humano y que de ser superada podría suponer un salto cualitativo en nuestra evolución personal y como sociedad.

Hablamos de ser críticos de verdad. Las implicaciones que eso podría tener en cualquier civilización son inimaginables. Ahí andamos ;-)

Fcb879f1bc70aa0f661b842011f280fb
Comentado hace más de 4 años Francisco Sáez

Hola Vicent,

No solo tiene nombre, sino que se han hecho un montón de estudios sobre el tema. El sesgo de confirmación es el orgin de la mayoría de las equivocaciones del ser humano.

Desde luego, tener conciencia de ello ayudará a ser más críticos con nosotros mismos ;)

Gracias por el comentario!

Fcb879f1bc70aa0f661b842011f280fb Francisco Sáez

Hola Vicent,

No solo tiene nombre, sino que se han hecho un montón de estudios sobre el tema. El sesgo de confirmación es el orgin de la mayoría de las equivocaciones del ser humano.

Desde luego, tener conciencia de ello ayudará a ser más críticos con nosotros mismos ;)

Gracias por el comentario!

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.