Productividad y GTD

Convención sobre configuración

AUTOR: Francisco Sáez

¿Quieres impulsar su productividad personal?

Pon tu vida en orden, sin estrés

La solución definitiva para hacer GTD®

Tu sitema GTD®, listo desde el primer minuto

Blog focus

Convención sobre configuración es un concepto sencillo que se utiliza principalmente en programación. Significa que el entorno con el que trabajas (sistemas, librerías, lenguaje, etc.) asume una gran cantidad de situaciones lógicas por defecto, de modo que si te adaptas a ellas en vez de crear tus propias reglas cada vez, programar se convierte en una tarea mucho más sencilla y productiva.

El objetivo es decrementar el número de decisiones que tiene que realizar el programador y eliminar la complejidad de tener que configurar todas y cada una de las áreas de desarrollo de una aplicación. La consecuencia inmediata es que puedes crear muchas más cosas en menos tiempo.

Entornos de programación de gran éxito como Ruby on Rails se basan en este concepto. Si sigues las convenciones establecidas, puedes desarrollar una aplicación Rails en mucho menos tiempo y con muchas menos líneas de código de las que necesitarías para desarrollar una aplicación web similar en Java, por ejemplo.

Si, por otra parte, quieres hacer caso omiso de las convenciones, siempre las puedes sustituir con tu propio código. Sin embargo, y puesto que las convenciones no son arbitrarias, sino que han sido establecidas por una comunidad de programadores de gran nivel, pocas veces tiene sentido perder el tiempo en sobre-escribirlas.

En realidad, este concepto de convención sobre configuración es también la base sobre la que se asienta cualquier forma de trabajo que requiera una cierta estructura. Una metodología de trabajo como GTD (Getting Things Done), por ejemplo, establece una serie de convenciones para una óptima organización personal. Se aconsejan una serie de listas concretas a manejar, se establece un flujo de trabajo en cinco fases, y se definen seis niveles de perspectiva para lograr entender la importancia de lo que haces. También se definen otros aspectos, como la manera ideal de revisar tu sistema o de planificar tus proyectos.

Estas convenciones han sido definidas por el creador de GTD, David Allen, después de décadas ayudando a sus clientes a organizarse y viendo qué cosas funcionan y qué cosas no funcionan. Más tarde, han sido validadas por cientos de miles de personas que utilizan esta metodología a diario, y respaldada por algunos investigadores de la ciencia cognitiva.

No todo es positivo. Hay dos inconvenientes fundamentales en todo entorno estructurado de trabajo. El primero, es que requiere una curva de aprendizaje mayor; debes conocer a fondo el sistema para poder sacarle todo el partido. El segundo, es que algunos lo ven como una imposición, un enfoque que se sienten forzados a seguir.

Encontrar un equilibrio entre convención y configuración no es fácil. Demasiada convención puede hacer el sistema demasiado confuso y aumenta la curva de aprendizaje. Demasiada libertad puede hacer que el usuario incremente innecesariamente la complejidad del sistema, haciendo más difícil lograr los objetivos deseados.

En cualquier caso, utilizar un sistema en el que la mayoría de cosas están pre-configuradas siempre es más productivo que utilizar un sistema totalmente abierto en el que tú tienes que establecer todas las reglas y tomar todas las decisiones. Y el retorno de la inversión suele compensar con creces el proceso de aprendizaje.

Por supuesto, siempre puedes salirte de las convenciones y sobre-escribir el sistema con tus propias soluciones. Aunque, en el caso de GTD, la mayoría de las veces te estarás engañando a ti mismo, poniéndotelo fácil para a no hacer lo que deberías hacer sin sentirte mal por ello.

Del mismo modo que Ruby on Rails disminuye las barreras de acceso a la programación de aplicaciones web muy potentes, GTD disminuye las barreras de acceso a una organización personal muy eficiente. Y está al alcance de tu mano.

No hay comentarios

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.