Productividad y GTD

Un consejo para tus vacaciones

AUTOR: Francisco Sáez

¿Quieres impulsar su productividad personal?

Pon tu vida en orden, sin estrés

La solución definitiva para hacer GTD®

Tu sitema GTD®, listo desde el primer minuto

Blog productivity

Ya están aquí las vacaciones, un momento fabuloso y totalmente necesario para relajarte, disfrutar y renovar tus energías. Ya hablé el año pasado sobre la importancia de las vacaciones para recuperar el nivel de atención que necesitas el resto del año para ser eficiente en tu vida. Hay estudios que demuestran que la mayoría de la gente tiene una mejor perspectiva de su vida y están más motivados para alcanzar sus metas después de unas vacaciones, por cortas que éstas sean.

Creo que tampoco es ya necesario resaltar lo importante que es descansar para ser realmente productivo, así que me voy a centrar en otra faceta de tus vacaciones que deberías explotar: tu estado mental.

Cuando te vas de vacaciones tu estado mental cambia radicalmente. Seguramente pasarás tus vacaciones en un lugar distinto al que estás habitualmente. Van a ser unos días en los que tu cabeza va a funcionar de manera un tanto especial. Vas a preocuparte mucho menos de hacer y mucho más de pensar, aunque no lo hagas deliberadamente.

Pues bien, este cambio de chip es una oportunidad única para darle una mejor dirección a tu vida. Van a haber infinidad de momentos—cuando estés en la tumbona de la playa tomando un daikiri, cuando estés dando un largo paseo por el bosque, etc.—en los que, sin darte cuenta, vas a estar reflexionando sobre tu pasado, presente y futuro. Las condiciones especiales de un periodo vacacional ayudan a que la mente divague, y eso tiene unos efectos muy positivos.

No se trata de hacer nada especial, pero sería una pena desperdiciar un estado mental tan propicio para dar claridad a tu vida. Aprovecha tus reflexiones y tus viajes hacia el interior de ti mismo para orientar tu futuro. No dejes que todos esos pensamientos simplemente desaparezcan cuando acaben las vacaciones, como si nunca hubieran existido.

Captura todas la cosas que te vengan a la cabeza durante tus vacaciones. No serán pequeñas tareas y proyectos como el resto del año, en el que estás en un modo mucho más operativo. Serán cosas importantes a niveles más elevados, relacionados con tus áreas de responsabilidad, tus objetivos, tus principios y la manera en que te gustaría que fuera tu futuro. Serán grandes ideas o ideas locas, quién sabe. Pero merecerá la pena capturarlas, porque esas cosas solo vienen a tu cabeza en vacaciones y después se evaporan.

Una manera estupenda de hacer esto es escribir una especie de diario sobre lo que has hecho, pensado y sentido cada día. Dicen los psicólogos que escribir un diario te ayuda a aclarar tus pensamientos y sentimientos, a resolver los problemas de una manera más efectiva, a liberar el estrés y, en definitiva, a conocerte mejor a ti mismo.

En vacaciones sólo captura. No proceses, no organices, no hagas nada con ello. Es el momento de recoger las cosas en bruto. Eso sí, a la vuelta de vacaciones dedica un tiempo a releer tus notas o tu diario, introduce todo lo que sea relevante en tu sistema GTD y procésalo. Seguramente estarás dando a tu vida una dirección mucho más significativa y acorde con tu verdadero yo.

Un comentario

C5093321cb1b550c20c49112eba90447
Comentado hace alrededor de 4 años Rafael

Muy buen consejo ese de "captura, ¡no proceses! lo recojo para la semana que viene que me voy de vacaciones con mi grabadora y mi libreta.

Gracias miles

C5093321cb1b550c20c49112eba90447 Rafael

Muy buen consejo ese de "captura, ¡no proceses! lo recojo para la semana que viene que me voy de vacaciones con mi grabadora y mi libreta.

Gracias miles

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.