Productividad y GTD

Una Cultura de Distracción

AUTOR: Francisco Sáez
"Estamos solos, pero tememos la intimidad. Las conexiones digitales ofrecen la ilusión de la compañía sin las exigencias de la amistad. Esperamos más de la tecnología y menos el uno del otro." ~ Dra. Sherry Turkle, Socióloga

Este fin de semana he leído (más bien escuchado) un artículo más que interesante de Joe Kraus (@jkraus) sobre cómo la tecnología moderna está afectando—no siempre de una manera positiva—a nuestra productividad y relaciones con los demás. En concreto, los smartphones están imponiendo una forma de vida en que la distracción es una constante. Este video, además de divertido, resulta bastante ilustrativo:

Correo electrónico, notificaciones de redes sociales, whatapps, mensajes de texto, llamadas… Nos estamos acostumbrando a saltar de tarea en tarea cada pocos minutos y cada vez nos resulta más difícil mantener la concentración en una tarea durante mucho tiempo. La atención es algo que hay que entrenar, y esta avalancha de interrupciones hace el efecto contrario. Deteriora nuestra capacidad de concentración.

Esto, por supuesto, tiene una serie de consecuencias negativas:

  • La creatividad disminuye. Cuando tenemos un hueco de tiempo libre, que nuestro cerebro podría utilizar para pensar, analizar problemas y buscar soluciones, lo dedicamos a ver si tenemos correo nuevo o qué se cuece en Twitter. Accedemos a internet una media de 27 veces al día.
  • La eficiencia disminuye. El hecho de mover nuestra atención de una cosa a otra rápidamente hace que seamos un 40% menos eficientes en aquéllo que estamos haciendo. Además de perder una cantidad preciosa de tiempo, somos más propensos a cometer errores y a finalizar nuestros proyectos con una calidad inferior a la que deberíamos.
  • La productividad disminuye. La multi-tarea no existe. Nuestro cerebro no es capaz de concentrarse en dos tareas al mismo tiempo, aunque pueda parecerlo, porque es capaz mover su atención de una a otra a gran velocidad. Cuanto más entrenes a tu cerebro para hacer esto, menos capacidad tendrás para concentrarte en hacer lo que tienes que hacer. No importa lo bueno que seas organizando tu sistema GTD si fallas miserablemente en la etapa de hacer las cosas.
  • Las relaciones con los demás empeoran, porque nuestros modales no muestran la consideración debida a los demás. Al atender constantemente a nuestro móvil cuando estamos conversando con alguien le transmitimos que cualquier tontería es más importante que su conversación o su compañía.

Es realmente difícil dejar de prestar atención a un nuevo estímulo. Cuando el móvil suena indicando que alguien ha puesto un comentario en nuestro muro de Facebook, ¿cómo resistirse? Si tenemos un correo nuevo, probablemente no sea más que spam, o algo que podemos ver y contestar en cualquier otro momento. De hecho hay muy pocas probabilidades de que sea algo urgente. Pero las hay, y eso nos empuja a mirarlo ya.

Los smartphones (y las tabletas) son una tecnología increíble que nos permite hacer infinidad de cosas que antes eran impensables. Y puesto que están en nuestros bolsillos todo el tiempo, se han convertido también una especie de estilo de vida.

Aprovechemos las ventajas de la tecnología y desechemos las desventajas de la adicción. Es preocupante que los jóvenes de hoy reciban y envíen entre 3000 y 4000 mensajes al mes. No creo que sea necesario ni bueno recibir una interrupción cada 7 minutos.

En el artículo que os comento, al autor propone algunos ejercicios para alimentar nuestra capacidad de concentración, como desconectar totalmente de vez en cuando, moderar el ritmo de vida o hacer ejercicios que requieran cierta concentración durante una buena cantidad de tiempo.

Yo te propongo, además, desactivar todas las notificaciones que generan tu smartphone, tablet, correo electrónico y redes sociales. En vez de ser interrumpido por cada chorrada, establece 2 ó 3 momentos de cada día para revisar tu correo, tus feeds, Twitter, etc. ¿Te preocupa que puedas perderte algo importante? Olvídate. Si algo es realmente urgente, alguién sabrá cómo contactar contigo.

Artículos relacionados:

No hay comentarios

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.