Productividad y GTD

Intensidad de concentración

AUTOR: Francisco Sáez
Intensity of focus

Trabajar por lotes (en inglés batching) es un método de trabajo que siempre se ha asociado, y con razón, a altos índices de productividad personal. Básicamente consiste en agrupar tareas del mismo tipo — requieren las mismas herramientas, o la misma preparación , o el mismo estado mental — y realizarlas una detrás de otra, sin interrupciones.

La razón por la que esta forma de trabajar es muy efectiva es bastante evidente. La preparación necesaria para realizar cualquiera de esas tareas solo se lleva a cabo una vez, para la primera tarea. Después, se encadena la ejecución de otras tareas similares sin necesidad de hacer ninguna puesta a punto adicional.

Por ejemplo, para resolver errores de programación (o “bugs”) en una aplicación hace falta arrancar unas cuantas herramientas específicas, configurar algunas de ellas adecuadamente y entrar en un modo mental analítico que requiere muchísima concentración para encontrar la causa del problema. La puesta a punto del sistema (físico y mental) antes de empezar a trabajar en un error concreto puede consumir 15 minutos fácilmente. Si tienes cinco errores que resolver y te enfrentas a ellos en diferentes momentos, tardarás por lo menos una hora más en resolverlos todos que si te enfrentas a ellos en un mismo bloque de tiempo, sin interrupciones.

Cuando el trabajo a realizar requiere un esfuerzo intelectual profundo, esta forma de trabajar se convierte en imprescindible si quieres producir más y mejor en menos tiempo.

Adam Grant, escritor y profesor de la escuela de negocios Wharton (Pennsylvania) habla de la siguiente fórmula productiva:

Producción de trabajo de calidad = Tiempo empleado x Intensidad de concentración

La intensidad de concentración es un parámetro productivo evidente que rara vez nos preocupamos de mejorar. Cuando aumentas la intensidad con la que trabajas, la cantidad (y calidad) de trabajo producido por unidad de tiempo aumenta. Así que, según esto, mejorar tu capacidad de concentración va a ayudarte a mejorar tu capacidad productiva. Tiene mucho sentido, ¿no?

Hay estudios que demuestran que cuando pasas de una tarea a otra, tu atención en la nueva tarea no se activa inmediatamente. Una parte residual de tu atención está todavía con la tarea anterior. Ese hábito tan extendido en la actualidad de trabajar en un estado semi-distraído pasando de una cosa a otra y volviendo a la anterior es totalmente demencial desde un punto de vista productivo.

En vez de aumentar el número de horas de trabajo, trata de mejorar la intensidad con la que trabajas. Maximiza el tiempo en que trabajas por lotes (concentrado en varias tareas similares) y el tiempo en que trabajas en profundidad (concentrado en un único trabajo, sin interrupciones) y aumentarás en buena medida tu rendimiento y productividad personal.

No hay comentarios

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.