Productividad y GTD

Productividad y Decisiones

AUTOR: Francisco Sáez
"La vida es la suma de todas tus decisiones." ~ Albert Camus

¿Quieres impulsar su productividad personal?

Pon tu vida en orden, sin estrés

La solución definitiva para hacer GTD®

Tu sitema GTD®, listo desde el primer minuto

Blog productivity

Mucha gente piensa que un sistema de productividad personal consiste en un software y/o una agenda y/o una lista ordenada de acciones para hacer y/o una serie de notas o documentos relacionados con todo ello. Sin embargo, todo eso no es más que la parte física, tangible — la menos importante — de un sistema de productividad personal.

La productividad personal, como su nombre indica, reside principalmente en la persona y va mucho más allá de los gadgets tecnológicos que puedas adquirir para estar mejor organizado, de los trucos que aprendas para mantener tu bandeja de entrada bajo control y de las técnicas que utilices para archivar tus papeles.

La productividad es una cuestión de hábitos. Se trata de interiorizar una serie de comportamientos y respuestas que han demostrado su efectividad para gestionar cualquier aspecto de la vida. Al final, los principios que nos ayudan a eliminar distracciones y estar más concentrados en lo que de verdad importa, son los mismos tanto para la vida personal como para la profesional.

Si implementas GTD a cualquier nivel, consigues un mayor control sobre tu día a día y una mejor perspectiva a largo plazo. Si entiendes los principios que subyacen en los procesos de GTD, cómo y por qué funcionan, puedes utilizar ese conocimiento y aplicar esos principios de la manera que quieras. Y en el momento en que tienes la confianza necesaria en tu sistema de productividad personal, adquieres la libertad y creatividad que necesitas para tomar las mejores decisiones en cualquier momento, en cualquier lugar.

Tomar las decisiones correctas es otro factor clave para ser productivo. Tomar decisiones implica tener una lista con todas la opciones, sopesar los posibles resultados y, sobre todo, confiar en tu intuición. Cada decisión implica un riesgo. Nunca tendrás información completa para saber si estás haciendo lo mejor que puedes hacer en un momento dado. No hay una fórmula mágica que elimine las dudas, pero GTD proporciona una serie de comportamientos prácticos y lógicos que minimizan los riesgos y prepraran muy bien el terreno.

Recuerda que una decisión bien tomada no es la que da un resultado adecuado, es la que se ha hecho siguiendo el procedimiento adecuado. Y recuerda también que, una vez tomada la decisión, hay que ir a por ella, pero esa es otra historia…

Otras lecturas relacionadas:

No hay comentarios

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.