Productividad y GTD

Productividad y Relajación

AUTOR: Francisco Sáez
"Tu capacidad de ser productivo es directamente proporcional a tu capacidad de relajarte" ~ David Allen

La solución definitiva a tu organización personal

Aprende a organizarte con eficacia

La solución definitiva para hacer GTD®

Tu sistema GTD®, listo desde el primer minuto

Blog productivity

La máxima productividad se produce cuando hacemos que algo suceda con el mínimo esfuerzo posible. No obstante, para hacer que algo suceda, siempre será necesario superar alguna dificultad o resistencia. Ser más productivo tiene mucho que ver con saber eliminar, o al menos suavizar, los obstáculos y distracciones en el momento en que aparecen en nuestro camino.

Hay muchas cosas que podemos hacer para que eso sea más fácil. Los métodos que incorpora GTD tienen precisamente el objetivo de lograr una forma de vivir y trabajar más relajada y positiva. No hace falta trabajar más intensamente o más horas, hace falta definir mejor nuestro trabajo a diferentes niveles de detalle y tenerlos todos en cuenta.

Si consigues adoptar un sistema estructurado para enfrentarte cómodamente a tus actividades diarias, entonces aprenderás a procesar efectivamente toda la información que te llega, a gestionar mejor tus pensamientos, a sacar provecho de tus ideas, a concentrarte en los resultados, a tomar decisiones con confianza… No importa lo que ocurra. Siempre estarás en disposición de enfrentarte a algo nuevo porque dispondrás del control y la tranquilidad necesaria.

Cuando sabes que tienes un sistema que te permite reaccionar de la forma adecuada—ni débilmente ni de forma exagerada—ante cualquier cosa, vives más relajado y pierdes el miedo a lo desconocido. Así es como consigues hacer más cosas con menos esfuerzo, que era de lo que se trataba. Así es como consigues ser productivo y disfrutar de sus efectos secundarios: menos situaciones de crisis, más control y relax, más tiempo libre. ¡Más calidad de vida!

Hay gente que me comenta que GTD es demasiado complicado. No lo es. Es complicado establecer los hábitos necesarios para que funcione, pero el método en sí es muy sencillo. Es lo más sencillo que puede ser. Podría serlo más, pero entonces no sería efectivo y perdería su valor.

Es bastante común fracasar un par de veces antes de conseguir implementar GTD con éxito. Ocurre algo parecido a cuando empiezas a utilizar Twitter. Al principio no lo pillas. Entras un par de veces al mes durante varios meses sin entender muy bien de qué va… para, de repente, terminar siendo un completo adicto al siguiente mes.

La mayoría de la gente necesita un sistema, un enfoque, una estructura en la que apoyarse de una forma natural para hacer frente a su forma de vida, cada vez más complicada. GTD es una buena opción, la mejor que conozco, porque detrás cada uno de sus componentes hay muy buenas razones para que funcionen.

No hay comentarios

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.