Productividad y GTD

Eres aquello a lo que le prestas tu atención

AUTOR: Francisco Sáez
“Durante todo el día estás prestando tu atención a algo de manera selectiva y, más a menudo de lo que crees, puedes controlar positivamente este proceso. De hecho, tu habilidad para concentrarte una cosa y suprimir otra es la clave para controlar tu experiencia, y al fin y al cabo, tu bienestar.” ~ Winifred Gallagher
Paying attention

Cuando a Winifred Gallagher, autora de Rapt: Attention and the Focused Life (Absortos: La atención y una vida enfocada), le diagnosticaron un cáncer, decidió que esa dura enfermedad y su tratamiento no debían estar siempre en el centro de su atención. Se dio cuenta de que cuando prestaba más atención a las cosas que le gustan de la vida que a la enfermedad, sus días transcurrían de una forma mucho más agradable.

Siendo como era una escritora de ciencia, enseguida encontró que había una conexión clara entre su bienestar personal y dónde ponía su atención. Esto le llevó a profundizar en el papel que juega la atención en la calidad de nuestras vidas.

Mucha gente tiende a asumir y aceptar lo que le ocurre como si no tuviera remedio, como si las circunstancias que nos rodean fueran completamente determinantes en nuestra vida. Sin embargo Gallagher llegó a la conclusión, tras varios años de investigación, de que una gestión adecuada de la atención es una condición vital para tener una buena vida, y la clave para mejorar prácticamente en cada aspecto de nuestra experiencia.

Nuestro cerebro crea la visión que tenemos de la vida en función de las cosas a las que prestamos atención. Lo que eres, lo que piensas, lo que haces, cómo te sientes, todo es el resultado de en qué te enfocas. La buena noticia es que también eres tú quien decides a qué debes prestar atención y qué debes ignorar.

Aunque, en primera instancia, algo pueda requerir inmediata e irremediablemente tu atención, con un poco de conciencia y entrenamiento puedes llegar capturar esa sensación y decidir si realmente esa novedad debe monopolizar tu atención o no. En definitiva, si aprendes a centrarte en lo positivo serás más feliz.

Obviamente, la gestión de la atención funciona a cualquier escala. En cualquier momento de tu jornada puedes elegir entre enfocarte en algo productivo o en algo que suponga un pobre uso de tu tiempo. Si en el día a día te enfocas en las urgencias y en las prisas de los demás, en vez de en el trabajo importante, tu estrés y ansiedad subirán como la espuma, mientras que tu productividad disminuirá. Depende de ti en gran medida.

Es muy significativo que teorías como la de Flujo, de Mihály Csíkszentmihályi, Deep Work, (Trabajar en profundidad) de Carl Newport, o Getting Things Done (GTD) de David Allen, que buscan la consecución de una vida con sentido, efectiva, disfrutada, sin estrés, se basan en última instancia en nuestra capacidad de gestionar la atención.

No hay comentarios

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.