Productividad Personal

6 consejos para enfrentarte a las tareas que no te apetece hacer

AUTOR: Francisco Sáez Tags Motivación Atención Consejos
"Afronta las tareas difíciles mientras son fáciles. Actúa en asuntos grandes mientras son pequeños." ~ Lao Tzu

¿Quieres impulsar tu productividad personal?

Organízate con eficacia. Sin estrés.

La solución definitiva para hacer GTD®

Tu sistema GTD®, listo desde el primer minuto

¿Trabajas desde casa? ¡Mejora tu productividad!

Encuentra el equilibrio entre el trabajo y lo demás

Aprende GTD® practicando

30% de descuento para principiantes

Dealing with unpleasant tasks

Todos tenemos en nuestra lista de Acciones Siguientes algunas tareas que nos resistimos a hacer y que tendemos a procrastinar o dejar para cualquier otro día.

Las razones que provocan esta resistencia son variadas. Normalmente son tareas complejas, aburridas, estresantes o simplemente desagradables, como llamar a esa persona con la que tan poco nos gusta hablar, planchar la ropa o hacer la declaración de la renta.

Así que solemos pasar la mirada por encima de ellas y pasamos a la siguiente acción de la lista sin apenas darnos cuenta. O peor aún, buscamos una distracción que nos permita huir de aquello que no queremos hacer.

Hasta que eso que deberíamos haber hecho, pero nunca nos apetece, empieza a causar problemas.

¿Cómo puedes enfrentarte a estas tareas que no te gusta hacer, antes de que se conviertan en un problema? Aquí tienes unas cuantas ideas que te pueden servir de ayuda:

  1. Piensa por qué debes hacer esa tarea. No me refiero a razones obvias del tipo “porque la tengo en mi lista”, “porque me pagan para ello”, etc. ¿Qué objetivo te ayuda a lograr esta tarea? ¿A quién ayudas haciendo esto? Busca una motivación superior que contrarreste la parte negativa del trabajo en sí.
  2. Elimina el miedo. Si se trata de algo desconocido o algo que prevees va a ser muy complicado, tómate el tiempo de reflexionar y profundizar en la cuestión. Describe la tarea de una manera clara y muy concreta. Define las acciones que serán necesarias para llegar al resultado. Si tienes un plan de acción claramente definido, la resistencia inicial disminuirá.
  3. Haz este tipo de tareas cuanto antes, al principio del día. Aprovecha el momento en que más energía tienes. Además, si haces primero las tareas que menos te gustan, se produce un curioso efecto motivador, ya que las tareas que quedan por delante son cada vez más interesantes.
  4. Oblígate a trabajar en ello sólo 5 minutos. Ponte a ello y haz cualquier cosa. Dar el primer paso es otra forma de eliminar el miedo y eliminar la resistencia que te lleva a procrastinar siempre esa tarea.
  5. Acompaña una tarea que no te gusta con otras cosas con las que disfrutas. Por ejemplo, yo acompaño las “tareas del hogar” con buena música. Me dejo llevar por la música y me olvido de lo que estoy haciendo. O me voy con el portátil a una cafetería que me encanta para hacer un trabajo que me aburre terriblemente.
  6. Si no hay motivación intrínseca, recurre a la motivación extrínseca: Planifica una recompensa para cuando finalices la tarea, o algún hito importante si se trata de un trabajo extenso.

Y tú, ¿cómo te enfrentas cada día a las tareas que menos te gustan?

No hay comentarios

¡Comparte tus pensamientos!

Escribe tu comentario:

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.