Productividad y GTD

Cómo escribir puede potenciar tu productividad y tu motivación

AUTOR: Lori Wade

Escribir un documento habitualmente se ve como un trabajo que a nadie le gusta hacer, pero tiene que hacerse. Pero es mejor no ser tan crítico en la manera en la que se percibe la escritura. No importa el tipo de documento con el que estés trabajando. Toda tarea es una experiencia nueva y una habilidad nueva que dominar. Ningún conocimiento de este tipo es inútil. Lo único que tienes que hacer es centrarte en el lado positivo de la escritura.

1. Cuanta más destreza tengas como escritor, más tiempo puedes ahorrar

Procrastinar es lo que te hace sufrir a la hora de escribir algo. Mata la motivación. Pero perseguir la motivación, a su vez, causa más procrastinación y daña tu productividad. Es como un círculo vicioso. Todo lo que necesitas hacer es romperlo para empezar a escribir. De hecho, el nivel de productividad depende en tu calidad como escritor. Cuando te dan un determinado tema en el que tratar en tu documento necesitas un poco de tiempo para pensar sobre ello. En el caso de que seas un escritor con experiencia y habilidad, basta con fijarse en el tema una vez. Después de eso, tu conocimiento previo y tus habilidades te llevarán por el buen camino. Por otro lado, si no tienes mucho dominio de tus habilidades, a lo mejor tardas mucho más en completar exactamente la misma tarea. La práctica constante es la mejor manera de acercarse a la perfección. En resumen, cuanto más escribes, mejor profesional consigues ser.

2. Si sabes organizar tus pensamientos correctamentes puedes guiar a la gente.

La organización de los propios pensamientos es una habilidad necesaria que todo líder necesita. Es imposible dar órdenes a otras personas si no puedes organizarte primero a ti mismo. Si tus pensamientos e ideas no están organizados, el documento tiene todas las papeletas para fracasar o para no estar a tiempo. Y esto puede ser un obstáculo para tu crecimiento personal. La única manera de evitar ese escenario es practicar la escritura y prestar atención a organizar tus pensamientos, acciones e ideas. Esto será especialmente útil para ti a la hora de asignar tareas a otras personas. Si tus órdenes no son claras o cuesta entenderlas el resultado será un desastre. En el caso de que tus escritos sean lo suficientemente buenos como para influenciar a tus lectores, tendrás más posibilidades de ser bueno gestionando personas.

3. La escritura constante es una manera de mantener en orden tu vida.

La gente que se pasa la vida escribiendo, por regla general suele ser más organizada en su día a día. La razón principal de esto es que trabajar con un texto, estructurarlo y llenarlo de sentido es un trabajo que necesita concentración y disciplina. No puedes escribir un buen texto en un estado mental caótico. Necesitas siempre empezar preguntándote por qué necesitas este documento. Curiosamente, acorde con los sistemas de planificación productiva, esto es exactamente lo que necesitas hacer con cualquier proyecto en tu vida. Al cabo de un tiempo, si escribes de manera constante, te acostumbrarás a organizarte. A menudo, escribir se convierte en un modo de vida; la gente que escribe a menudo suele crear calendario y listas de tareas para hacerse la vida más fácil y más exitosa.

4. Escribir te distrae de las cosas desagradables de la vida

Escribir una redacción o un documento requiere un esfuerzo mental profundo. Cuando una persona hace ese tipo de trabajo mental, no tienes tiempo ni energía para pensar en nada más. Esto funciona tanto para los buenos como los malos recuerdos y pensamientos. De cualquier forma, escribir es una oportunidad para huír del mundo real por unas horas y usar tu cerebro para algo más que autocompadecerte. Una buena sesión de trabajo es tan útil como un buen descanso, así que usa el tiempo que utilices escribiendo como un descanso para el café, pero para tu cerebro y tus sentimientos. Incluso si estás triste, centrate en escribir algo.

5. Siempre se necesitan buenos escritores

Como regla general, cuanto más escribes, mejor eres escribiendo. Muchos recursos en línea tienden a apoyar a los escritores jóvenes y ambiciosos. Si eres un estudiante que no tiene nada que hacer en las vacaciones de verano, ¡empieza a escribir! Esto te puede ayudar a promocionarte y conseguir mejores ofertas de trabajo. Siempre puedes combinarlo con otras actividades productivas que hacer en verano si eres estudiante. Si ya tienes trabajo, ten en cuenta que cuantos más clientes estén satisfechos con tu trabajo, más famoso te vas a hacer en determinados círculos. Los managers listos están atentos a los escritores perspicaces. Si tu trabajo siempre es excelente y hecho a tiempo, tienes todas las oportunidades para dar un paso hacia delante en tu carrera. Recuerda que todas las personas que han conseguido un buen puesto de trabajo empezaron haciendo la tarea más simple. Mientras puedas ir lidiando con temas más y más complicados, más valioso vas a ser como empleado. Cuanto más duro trabajes, más aplicado y de confianza le parecerás a los que buscan un escritor profesional y trabajador.

6. Escribir te hace más creativo

No es ningún secreto que escribir puede estimular la creatividad de la manera más interesante. Como cualquier actividad conectada con el trabajo de la imaginación y de la organización de pensamientos, escribir es un gran ejercicio para tu mente. La creatividad siempre ha sido una característica de valor en muchas esferas de trabajo, así que no subestimes el poder de aprendizaje y habilidades que puedes ganar gracias a la escritura. Recuerda que, las ideas más revolucionarias e innovadoras vienen al mundo gracias a personas que fueron lo suficientemente creativas como para producirlas. No creas que la creatividad es algo solamente innato. Todos podemos desarrollar este rasgo. La mejor manera de hacerlo es expandir tu imaginación. Escribir es una de las mejores maneras de conseguir este resultado.

7. Escribir te hace mejorar tus dotes de comunicación

No olvides que escribir requiere un trabajo persistente de tus habilidades lingüísticas. Influencia no solo tus habilidades de escritura sino también las del habla. En este aspecto, cuanto más escribes, más trabajas tus capacidades lingüísticas. En caso de que seas bueno haciendo lo que haces, los distintos patrones del lenguaje que usas para tus documentos van a ser útiles para tus habilidades comunicativas en la vida real. Esto incluye tu comunicación en círculos profesionales y personales. Las personas que dominan el lenguaje encuentran muchas situaciones de la vida diaria mucho más sencillas. Este tipo de habilidades solo llegan con la práctica, así que no subestimes la importancia de mejorar tus dotes comunicativas.

En resumen, escribir es beneficioso para muchas esferas de tu vida, tanto personales como profesionales. Esperamos que todos los prejuicios que tienes contra hacer este tipo de trabajo hayan desaparecido tras leer el artículo. Piensa en tus puntos fuertes y tus puntos débiles a la hora de escribir y mejóralos para convertirte en un verdadero profesional en este campo. Considera otro tipo de ventajas de convertirte en un escritor profesional. ¿Qué más puede ser útil en crear una carrera de ese tipo?

No hay comentarios

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.