Productividad y GTD

7 consejos para ser productivo cuando viajas

AUTOR: Francisco Sáez

¿Quieres impulsar su productividad personal?

Pon tu vida en orden, sin estrés

La solución definitiva para hacer GTD®

Tu sitema GTD®, listo desde el primer minuto

Blog productivity

Ser productivo mientras estás de viaje no es fácil, por muchas razones: dispones de recursos limitados, tienes horarios irregulares, comes de manera diferente, sueles dormir peor, haces poco ejercicio, estás lejos de tus seres queridos, tienes más estrés, etc.

Durante los viajes, mucha gente desaprovecha infinidad de momentos de aburrimiento y huecos en los que podría hacer cosas que, de todas maneras, tendrá que hacer en otros momentos en los que sí sería más divertido poder hacer lo que quieres.

Si viajas mucho por trabajo, o simplemente tu estilo de vida implica moverte mucho y trabajar desde diferentes sitios, necesitas tener una especie de pequeña oficina móvil para cuando estás fuera de casa o del trabajo. Esta es la mía:

oficina móvil

La tecnología actual cada vez nos lo pone más fácil para ser productivos sobre la marcha. Dispositivos móviles cada vez más potentes, almacenamiento de datos en la nube con acceso global, y una buena integración entre todos los sistemas de trabajo permiten que, con las herramientas adecuadas, los viajes, o mejor dicho, los momentos de espera y aburrimiento que hay en cada viaje, puedan ser aprovechados para avanzar productivamente hacia nuestra metas.

1. Planifica antes

Planificar es fundamental. Introduce en tu calendario todos los horarios que necesitas tener a mano (vuelos, reuniones, eventos, etc.) junto con la información relativa a cada cosa (números de vuelo, reservas de hotel, contactos, direcciones, números de teléfono, etc.).

Una vez tienes una idea clara del horario que te espera, ¿en qué quieres emplear el tiempo libre que vas a tener? ¿conocer la ciudad? ¿ver alguna exposición? ¿asistir a algún evento? ¿trabajar en un proyecto personal? ¿idear un nuevo producto? Recopila en tu sistema toda la información relativa a las cosas que te gustaría realizar.

Carga las baterías de todos los dispositivos que vas a necesitar durante el viaje y no olvides llevarte los cargadores. Por supuesto, asegúrate de que tendrás conexión a internet durante tu viaje.

2. Sincroniza tus datos

Sincroniza los datos que vas a necesitar durante el viaje entre todos tus dispositivos. Asegúrate de que todo lo que has planificado está disponible en tu teléfono móvil, tu tablet, tu ordenador portátil, o impreso en papel, en caso de que no utilices mucha tecnología.

Haz una copia local de tus datos, por si hay momentos en los que no tienes conexión a internet o, simplemente, te apetece trabajar desconectado—lo que es una gran idea para mantener la concentración y no caer en determinadas tentaciones.

3. Controla tu entorno

Cuando estás por ahí, el entorno se vuelve impredecible y difícil de controlar. A lo mejor has pensado que vas a revisar ciertos documentos durante un viaje en tren que durará un par de horas. Pero nunca sabes quién se va a sentar a tu lado, así que te recomiendo que lleves siempre unos auriculares y música que te ayude a concentrarte a la vez que te protege de un entorno ruidoso. Según la persona y la tarea a realizar, el tipo de música puede ser muy diferente; eso siempre es una elección personal.

4. No olvides tu libreta

Lleva siempre una libreta a mano. Para ser productivo no solo hay que ejecutar tareas. Hay momentos en los que es mejor reflexionar, pensar, tener ideas, plasmarlas, tomar decisiones. En esos momentos, saca la libreta y anota, dibuja, haz esquemas, etc. sobre todo lo que se te ocurra. Ganarás mucho tiempo cuando llegue el momento de “hacer”.

5. Dedícate tiempo a ti mismo

Los viajes de trabajo suelen ser agotadores. Después de una jornada dura de trabajo con un cliente y antes de ponerte a hacer otras cosas, tómate un descanso. Date un paseo por la ciudad, sal a correr (llévate siempre una zapatillas y algo de ropa deportiva, eso te motivará para hacer deporte), o simplemente relájate en el hotel. Distráete primero para estar más concentrado después.

6. Vigila lo que comes

Cuando estás de viaje tu dieta cambia radicalmente, y eso afecta a tu productividad. Diferentes horarios, comidas más copiosas en restaurantes, y una sensación de pesadez que solo invita a dormir. Trata de comer sano y ligero, muchas veces al día (por cierto, eso deberías hacerlo también cuando no estés de viaje). De esa forma tendrás energías en todo momento, y nunca te sentirás pesado. Que no te sepa mal pedir al camarero un pescado a la plancha con una ensalada, en vez del menú hiper-calorífico habitual.

7. Prepárate para imprevistos

Tienes que estar preparado para cualquier cosa. Cuando viajas ocurren cosas, hay planes que cambian, vuelos que se retrasan, etc. Eso genera espacios de tiempo inesperados que, de no estar preparado, serán poco productivos además de causarte cierta frustración.

Para ello, te aconsejo que sigas un método organizativo como GTD, que te ayuda a decidir qué acciones hay que hacer en el mismo momento en que aparece algo nuevo, y a reorganizar tareas, redefinir prioridades y recuperar el equilibrio cuando las circunstancias cambian.

3 comentarios

50b30e743758663cd0d428b5f1a2afe7
Comentado hace más de 4 años Xavier Valens Gomila

Lo de comer muchas veces, hoy en día está en entredicho. Tres comidas al día sanas es más que suficiente. Además si no te hinchas a comer carbohidratos la sensación de hambre desaparece.
Yo por la mañana me tomo una tortilla de tres huevos. Para comer y cenar una pescado o un bistec con ensalada. Más que suficiente.

50b30e743758663cd0d428b5f1a2afe7 Xavier Valens Gomila

Lo de comer muchas veces, hoy en día está en entredicho. Tres comidas al día sanas es más que suficiente. Además si no te hinchas a comer carbohidratos la sensación de hambre desaparece.
Yo por la mañana me tomo una tortilla de tres huevos. Para comer y cenar una pescado o un bistec con ensalada. Más que suficiente.

Fcb879f1bc70aa0f661b842011f280fb
Comentado hace más de 4 años Francisco Sáez

Si yo comiera como tú, pasaría tanta hambre que no podría concentrarme en nada, jaja. Quiero decir que cada uno funciona de una manera y lo importante es encontrar el punto en que ni te sientas pesado ni te falten las energías.

Yo tengo un metabolismo muy rápido y tengo que comer 7/8 veces al día. Mi desayuno es una tortilla de 1 huevo + 6 claras, pan de centeno con manteca de cacahuete, zumo de naranja natural y café... y a las 2 horas necesito almorzar ;)

Fcb879f1bc70aa0f661b842011f280fb Francisco Sáez

Si yo comiera como tú, pasaría tanta hambre que no podría concentrarme en nada, jaja. Quiero decir que cada uno funciona de una manera y lo importante es encontrar el punto en que ni te sientas pesado ni te falten las energías.

Yo tengo un metabolismo muy rápido y tengo que comer 7/8 veces al día. Mi desayuno es una tortilla de 1 huevo + 6 claras, pan de centeno con manteca de cacahuete, zumo de naranja natural y café... y a las 2 horas necesito almorzar ;)

50b30e743758663cd0d428b5f1a2afe7
Comentado hace más de 4 años Xavier Valens Gomila

Haz una prueba:

durante un mes baja la ingesta de carbohidratos y sube la de proteínas y grasas. Verás como los bajos niveles de azúcar en sangre te eliminarán la sensación de hambre.

Ah, y ya sabes que los más longevos del mundo son los habitantes de Okinawa que ingieren de media 1200 cal/dia.

50b30e743758663cd0d428b5f1a2afe7 Xavier Valens Gomila

Haz una prueba:

durante un mes baja la ingesta de carbohidratos y sube la de proteínas y grasas. Verás como los bajos niveles de azúcar en sangre te eliminarán la sensación de hambre.

Ah, y ya sabes que los más longevos del mundo son los habitantes de Okinawa que ingieren de media 1200 cal/dia.

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.