Productividad y GTD

Resistencia a la productividad

AUTOR: Francisco Sáez

¿Quieres impulsar su productividad personal?

Pon tu vida en orden, sin estrés

La solución definitiva para hacer GTD®

Tu sitema GTD®, listo desde el primer minuto

Blog focus

¿Por qué procrastinamos aún sabiendo que este comportamiento nos traerá problemas? ¿Por qué es tan dificil dejar un trabajo o una carrera que no nos lleva a ninguna parte? ¿Por qué continuamos haciendo (o no haciendo) ciertas cosas, a pesar de que sabemos que hacerlas (o no hacerlas) nos perjudica?

Según Seth Godin en su libro ¿Eres imprescindible?, una parte de nuestro cerebro, la más instintiva, constituye nuestra principal resistencia a cambiar, innovar o salir de nuestra zona segura. Esta parte de nuestro cerebro, que él llama instinto de supervivencia, es la que se preocupa de nuestra seguridad; se encarga de producir hambre cuando nuestro cuerpo necesita alimentos y temor cuando nos enfrentamos a cosas nuevas. Hay también otra parte del cerebro, a la que Seth Godin llama nuestro genio interior, que es capaz de generar las grandes ideas y el arte que nos permiten marcar la diferencia con el resto de personas.

Ambas partes están en constante lucha. Cada vez que sale tu genio—se te ocurre algo que podría ser brillante—, tu instinto de supervivencia trata de hundirlo, inventando toda clase de historias, razonamientos, urgencias y distracciones. Es difícil sacar lo mejor de ti cuando una parte de ti mismo te dice que te calles y sigas con tu vida.

Daniel Goleman explicó muy bien este fenómeno en su famoso libro Inteligencia Emocional. Él denominaba mente racional a la parte de nuestro cerebro que piensa, y mente emocional a esa otra parte más impulsiva. Ambas interactúan y forman nuestra vida mental.

La mente emocional se corresponde físicamente con el sistema límbico, mientras que la racional se corresponde con el neocórtex. El sistema límbico es la parte del cerebro que se desarrolló en primer lugar y por tanto, aunque es mucho más pequeña, es más poderosa que el neocórtex.

Cuando aparece una emergencia, es la mente emocional la que toma el control. En ese momento, es difícil razonar. Incluso cuando le mente racional gana inicialmente la batalla, la mente emocional trata muchas veces de retomar el control. Es cuando te dices: “¡Uy! No tenía que haberlo hecho”.

La resistencia que provoca la mente emocional—o el instinto de supervivencia—hace que muchos eviten las herramientas que les pueden hacer ganar tiempo y ser más productivos. Prefieren estar ocupados haciendo la lista de tareas de otros a crear la suya. Al vivir siguiendo las instrucciones de otros, no tienen la culpa de nada cuando algo no funciona. ¡Qué tranquilidad!

Es también la principal razón por la que mucha gente fracasa al tratar de implementar un método de productividad personal como GTD. Implica cambiar. Implica disciplinarse en hacer las cosas importantes y eliminar las que simplemente te mantienen ocupado.

No puedes evitar esta resistencia, pero sí puedes adormecerla. Para ello debes crear el entorno y los hábitos adecuados. No es nada fácil, pero aquí tienes algunos consejos:

  • No sigas siempre las reglas. Sal de tu zona de confort y escribe tu propio guión. ¿Miedo? La sensación de liberación será increíble. Sólo así ocurren grandes cosas.
  • Aprende a perder. El miedo a fallar es la principal baza que jugará tu instinto de supervivencia para hacerte abandonar. Ignóralo.
  • Olvida el Plan B. Le das a tu instinto de supervivencia la excusa perfecta para abandonar un nuevo reto.
  • Ten muchas ideas. Ayuda a tu genio interior a emerger. No todas serán buenas, pero tampoco todas serán malas. Acostúmbrate a generarlas y anotarlas.
  • Acepta la incertidumbre. No tengas miedo a vivir sin un mapa que te diga qué tienes que hacer en cada momento. Esa es la sal de la vida.
  • Lee libros como los que menciono en este artículo. Tu instinto de supervivencia te dirá que eso no sirve para nada, pero no es una casualidad que la gente que más lee tenga más éxito en la vida.

No hay comentarios

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.