Productividad y GTD

Por qué debes cuidar tu capacidad de atención

AUTOR: Francisco Sáez
"No hay distinción entre el trabajo y el juego, sea intenso o relajado. Todo es lo mismo. Al final se trata, simplemente, de preguntarse qué toca ahora, y que viene después." ~ David Allen

La solución definitiva a tu organización personal

Aprende a organizarte con eficacia

La solución definitiva para hacer GTD®

Tu sistema GTD®, listo desde el primer minuto

Blog focus

Tu rendimiento, y tu productividad en buena medida, viene determinado por tu capacidad de prestar una atención total a una única cosa en cada momento. Todos somos capaces de hacer esto y, de hecho, lo hacemos sin siquiera darnos cuenta cuando estamos totalmente comprometidos con lo que estamos haciendo o cuando nuestro cerebro admite, sin ningún género de duda, que se trata de una cuestión totalmente prioritaria.

Cuando, de una manera proactiva, estás haciendo algo con lo que te sientes muy identificado, eres capaz de concentrarte totalmente. Cuando, de forma reactiva, te enfrentas a una crisis, ocurre exactamente lo mismo. En esas dos situaciones sólo hay una cosa que acapara toda tu atención y nada puede distraerte o crear un conflicto de prioridades en tu cerebro. Estás en la zona, y cuando estás en la zona sólo importa qué está pasando aquí y ahora.

Ahora bien, si además de en esas dos típicas situaciones, fueras capaz de mantener una determinada capacidad de atención y concentración sobre la tarea que en cada momento es la más apropiada, y de cambiar fácilmente el foco a la siguiente tarea cuando has terminado la anterior o la has dejado en un punto en el que ya no es la más importante, estarías en un estado cercano al nirvana de la productividad.

¿Cómo puedes alcanzar ese estado? Pues integrando en tu mundo todas las cosas nuevas que aparecen cada día, pensando qué implican y decidiendo qué vas a hacer con ellas, para luego ir despachándolas en el momento adecuado, de acuerdo a las prioridades que marcan tus principios y tus objetivos.

¿Y cómo te mantienes ahí? Convirtiendo todo este comportamiento en un hábito y siendo totalmente fiel a tus principios y a tus compromisos internos. Por muchas cosas que tengas pendientes, tener claro tu propósito en este mundo te da también claridad a la hora de enfocarte en lo que tienes que hacer. Y para estar en la zona, sin preocuparte por el resto de cosas que tienes incompletas, sólo necesitas saber que están perfectamente definidas y organizadas en algún lugar, fuera de tu cabeza.

Artículo relacionado:

4 comentarios

98c048f970f14773c691ba7dbb465a29
Comentado hace alrededor de 7 años Vicent

Muy claro y muy interesante tu artículo, como siempre.

Sólo una puntualización-pregunta: ¿a la "capacidad de prestar atención a una sola cosa" no se la llama simplemente "concentración", o estoy equivocado?

Me refiero a que quizás aquí el término "atención" confunda, ya que, según he entendido yo siempre, la cualidad que aquí destacas es simplemente la capacidad de concentración.

[continúa]

98c048f970f14773c691ba7dbb465a29 Vicent

Muy claro y muy interesante tu artículo, como siempre.

Sólo una puntualización-pregunta: ¿a la "capacidad de prestar atención a una sola cosa" no se la llama simplemente "concentración", o estoy equivocado?

Me refiero a que quizás aquí el término "atención" confunda, ya que, según he entendido yo siempre, la cualidad que aquí destacas es simplemente la capacidad de concentración.

[continúa]

98c048f970f14773c691ba7dbb465a29
Comentado hace alrededor de 7 años Vicent

[continuación]

La capacidad de "atención" (no en una sola tarea, sino en general) es, para mí, justamente lo contrario: estar atento a todo lo que pasa (o sea, "no estar concentrado" en una sola cosa).

Serían pues, para mí, dos actitudes complementarias: atención para "recopilar", para reaccionar ante "inputs" en general, y concentración para procesar, planificar y hacer.

Sólo era una puntualización, por aclarar.

98c048f970f14773c691ba7dbb465a29 Vicent

[continuación]

La capacidad de "atención" (no en una sola tarea, sino en general) es, para mí, justamente lo contrario: estar atento a todo lo que pasa (o sea, "no estar concentrado" en una sola cosa).

Serían pues, para mí, dos actitudes complementarias: atención para "recopilar", para reaccionar ante "inputs" en general, y concentración para procesar, planificar y hacer.

Sólo era una puntualización, por aclarar.

Ca03b6866c82ec47877aa94a6ac2c393
Comentado hace alrededor de 7 años Mónica

Este es un tema muy importante. A menudo no lo tenemos en cuenta y vemos cómo nuestros objetivos diarios no se cumplen por no centrarnos en el aquí y el ahora.
Muchas gracias por recordárnoslo.

Ca03b6866c82ec47877aa94a6ac2c393 Mónica

Este es un tema muy importante. A menudo no lo tenemos en cuenta y vemos cómo nuestros objetivos diarios no se cumplen por no centrarnos en el aquí y el ahora.
Muchas gracias por recordárnoslo.

Fcb879f1bc70aa0f661b842011f280fb
Comentado hace alrededor de 7 años Francisco Sáez

@Vicent, seguramente tegas razón y sea más correcto hablar de concentración. Publico todos los artículos en inglés y castellano, y eso hace que utilice términos más habituales en el mundo anglosajón que, ciertamente, tienen diferentes matices semánticos en castellano.

@Mónica, gracias a ti por tu comentario.

Fcb879f1bc70aa0f661b842011f280fb Francisco Sáez

@Vicent, seguramente tegas razón y sea más correcto hablar de concentración. Publico todos los artículos en inglés y castellano, y eso hace que utilice términos más habituales en el mundo anglosajón que, ciertamente, tienen diferentes matices semánticos en castellano.

@Mónica, gracias a ti por tu comentario.

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.