Productividad Personal

Cómo cambiar de hábitos en 4 pasos

AUTOR: Francisco Sáez Tags Superación Personal Consejos Hábitos
"Somos lo que hacemos repetidamente. Por lo tanto, la excelencia no es un acto, sino un hábito" ~ Aristóteles

¿Quieres impulsar tu productividad personal?

Organízate con eficacia. Sin estrés.

La solución definitiva para hacer GTD®

Tu sistema GTD®, listo desde el primer minuto

Changing habits

Hay momentos en la vida en los que debes cambiar algunas cosas. Te das cuenta de que has llegado al límite en algún tipo de situación y no puedes continuar haciendo las cosas como hasta ahora. Puede ser que comer con ansiedad y sin medida te haya llevado a tener una masa corporal que te resulta incómoda, que vivir una vida sedentaria y poco saludable te haya llevado a quedarte sin respiración cada vez que subes unas cuantas escaleras, o que vivir una vida desorganizada y estresada te haya alejado de tus amistades o de tus sueños…

No deberías esperar a llegar a una situación límite para cambiar de rumbo. Si lo haces mucho antes, cuando empiezas a darte cuenta, los cambios serán más fáciles de conseguir y de mantener. ¿Cuántas veces has pensado que deberías hacer más ejercicio, comer de forma saludable o dejar de fumar? ¿Cuántas veces has intentado ser más organizado, eficiente y productivo?

Sí, es más fácil decirlo que hacerlo. En el fondo, todos queremos tener una vida mejor, más plena, más satisfactoria. Sin embargo, cambiar de hábitos es algo realmente difícil.

Cambiar un hábito normalmente consiste en eliminar un hábito que te afecta negativamente al mismo tiempo que desarrollas uno nuevo que será positivo para tu vida. No se trata sólo de vencer la pereza y ponerse a ello, como cree mucha gente. Para realizar un cambio tienes que sustituir cosas a las que estás habituado, y con las que te sientes muy cómodo, por otras nuevas que de momento no encajan muy bien con tu “yo” actual.

Todo tu ser luchará para volver a la vieja manera de hacer las cosas, y eso es algo que produce mucho estrés. El problema es que nuestra capacidad de auto-control es limitada y cuando se agota, abandonamos el intento. Para aumentar las probabilidades de éxito, los expertos recomiendan seguir estos pasos en el proceso de eliminar un mal hábito o establecer uno nuevo:

  1. Ten una conciencia plena del hábito que quieres eliminar o establecer. Define claramente el impacto beneficioso que tendrá en tu vida, porque a él tendrás que recurrir para motivarte en esos momentos en los que todo tu ser te pedirá abandonar. Tomar la decisión con los argumentos correctos incrementará las posibilidades de éxito. ¡Ah! Y no trates de cambiar varios hábitos a la vez, cambiar uno ya es un reto lo suficientemente importante.
  2. Comprométete a conseguirlo. Si no te comprometes en serio, no lo conseguirás. ¿Qué vas a hacer para conseguirlo? Define un plan de acción realista (un conjunto de acciones y rutinas que deberás mantener durante un periodo de al menos tres meses) y oblígate a hacer todo aquello que te ayude a lograrlo. Compártelo con gente que te pueda apoyar. Hacerlo público te ayudará a reforzar ese compromiso.
  3. Actúa. Ejecuta el plan ideado. Debes realizar sin falta las acciones y rutinas definidas, de manera estricta. Piensa en ello constantemente y haz cada día lo necesario para llevarlo a cabo. Hacer sólo algo de vez en cuando no funcionará. Cuando no estés pensando en ello, tus viejos hábitos tomarán el control. A cada paso que des, date una pequeña recompensa para reforzar tu motivación. La perseverancia es fundamental para alcanzar el éxito. La buena noticia es que, una vez has conseguido establecer un hábito, ya no tendrás que hacer ningún esfuerzo, se convertirá en algo natural en tu vida.
  4. No abandones. Seguro que a lo largo del proceso surgirán momentos de debilidad, en los que te preguntarás si tanto sacrificio vale la pena. Revisa las razones para cambiar que definiste al principio. Vuelve a pensar en la clase de persona que quieres ser. Busca apoyo en personas próximas a ti para que te animen a continuar.

Los hábitos son comportamientos que hacemos repetidamente, prácticamente de forma inconsciente. Muchos expertos dicen que un mes puede ser tiempo suficiente para establecer un hábito, aunque personalmente creo que depende mucho del tipo del hábito. Así que actúa, practica, persevera, repite… Y si fracasas, espera un tiempo, coge aire e inténtalo otra vez.

No hay comentarios

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.