Getting Things Done - GTD

Si eres un emprendedor, GTD es para ti

AUTOR: Francisco Sáez Tags Capturar Aclarar Emprendedores Ejecutar Organizar Reflexionar Flujo de Trabajo
"Lo que me llevará al final serán mis pasos, no el camino"~ Fito & Fitipaldis

¿Quieres impulsar tu productividad personal?

{:headline=>"¿Quieres impulsar tu productividad personal?", :subheadline=>"Organízate con eficacia. Sin estrés.", :subheadline2=>"Organiza tus to-dos con eficacia.", :cta=>"PRUEBA FacileThings GRATIS"}

La solución definitiva para hacer GTD®

Tu sistema GTD®, listo desde el primer minuto

Blog organization

Una persona emprendedora es, según el diccionario, alguien que emprende con resolución acciones dificultosas o azarosas. Wikipedia añade, más específicamente, que es alguien que identifica una oportunidad y organiza los recursos necesarios para ponerla en marcha.

Un emprendedor necesita tener cualidades tanto de líder como de gestor. Liderar significa distinguir lo importante de lo urgente, establecer prioridades, organizar el trabajo en función de éstas y tomar todo tipo de decisiones. Gestionar significa hacer las cosas de forma efectiva para llegar al resultado deseado.

Es en esta faceta de gestor donde la aplicación de GTD puede marcar la diferencia. GTD se basa en tratar eficientemente nuestros compromisos internos y hacer que las cosas fluyan, inculcándonos el hábito de decidir constantemente ¿qué es lo próximo? Es, por lo tanto, una herramienta útil para cualquier tipo de persona, independientemente de su entorno y carga de trabajo. Sin embargo, hay ciertos colectivos—y creo firmemente que el de los emprendedores es uno de ellos—para los que el uso de GTD puede ser, no sólo una ayuda, sino una herramienta crucial para tener éxito.

Si eres emprendedor, tienes una idea que desarrollar y sabes lo que hace falta para ello. Tienes un plan. El problema suele ser ejecutarlo, saber cuándo hay que hacer cada cosa y completar cada acción que te llevará al resultado deseado.

Pero, ¿tienes que implementar GTD de una manera especial? Básicamente, no. El método es tan válido para un emprendedor como para cualquier otra persona. Sin embargo, puedes enfocarlo de forma que te permita concentrarte más y mejor en el desarrollo de tu idea. Según mi experiencia, estos consejos pueden ayudarte en cada una de las etapas de GTD.

1. Recopilar

Si recopilar el 100% de las cosas que llegan a tu mente es un requisito estándar de GTD, en tu caso es fundamental. Cualquier idea, por absurda que te parezca hoy, puede marcar la diferencia de tu producto mañana. Cualquier información que encuentres puede facilitarte el desarrollo o abrirte nuevas puertas. Recopila absolutamente todo—es tu herramienta personal de brainstorming— y alimentarás tu creatividad.

2. Procesar

Al procesar las cosas debes ser coherente con tu plan estratégico. Añade a tu lista de próximas acciones aquéllas que son importantes para lograr un producto viable. Aquéllas que no son estrictamente necesarias ahora mismo deben añadirse a la lista de algún día/tal vez para ser evaluadas más adelante. Debes conocer tus puntos fuertes y débiles. Si tu economía te lo permite, trata de delegar o subcontratar las acciones relacionadas con tus puntos débiles. Haz lo que sabes hacer y lo que te gusta.

3. Organizar

Al organizar, ten en cuenta que, aunque tienes un gran proyecto principal, es mejor atacarlo por partes. Define subproyectos para cada conjunto de acciones relacionadas con una característica del proyecto. Clasifica y etiqueta toda la información de referencia de estos proyectos y tenla siempre a mano.

4. Revisar

Revisar todo el sistema es importante para mantener la concentración y la disciplina. Además de las revisiones diarias y semanales que sugiere GTD, en el caso del emprendedor, es muy recomendable hacer una revisión mensual para comprobar que estás en el camino de lograr tus objetivos trimestrales. Una revisión trimestral para ver cómo vas con respecto los objetivos anuales. Y, por último, una revisión anual para alinear de nuevo tu estrategia con tu visión general del negocio.

5. Hacer

Si sigues estos consejos en la 4 primeras etapas del GTD, entonces la última etapa—hacer las cosas—caerá por su propio peso. Tu sistema GTD, apoyado en tu plan estratégico, tu ayudará a aclarar el camino, a convertir ese proceso mental en realidad.

¿Eres una persona emprendedora? ¿Utilizas GTD como herramienta de apoyo? Me gustaría oir tus experiencias.

Un comentario

Bb3db885219209dc693919cf5b61297d
Comentado hace más de 9 años Ildefonso Arrieta

El hacer que las cosas sucedan o GTD es una de las fortalezas que todos los empresarios usan y el hecho que ahora se pueda pasar esta informacion a todas las personas de manera clara y concreta permite avanzar hacia el cambio que todos queremos lograr !!

Bb3db885219209dc693919cf5b61297d Ildefonso Arrieta

El hacer que las cosas sucedan o GTD es una de las fortalezas que todos los empresarios usan y el hecho que ahora se pueda pasar esta informacion a todas las personas de manera clara y concreta permite avanzar hacia el cambio que todos queremos lograr !!

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.