Productividad y GTD

El fenómeno GTD, ¿moda o necesidad?

AUTOR: Francisco Sáez
Fashionable

El fenómeno GTD apareció hace más de 15 años y, quizás por eso, los más escépticos quieren darlo por muerto. Lo cierto es que estuvo muy “de moda” hace ya algunos años; de acuerdo con Google, la búsqueda de “Getting Things Done” creció con mucha fuerza en el año 2005 y tuvo su punto álgido en 2007. Sin embargo, las siglas GTD (mucho más utilizadas que “Getting Things Done” fuera del mundo anglosajón) cogieron el relevo en ese punto y el gráfico demuestra que el interés se ha mantenido constante en los años posteriores.

búsquedas GTD en Google

Internet es un mundo donde las modas mandan. La mayoría de las novedades interesantes tienen un crecimiento inicial fuerte, después sufren las críticas de quienes no han encontrado el valor esperado, y por último, van decayendo poco a poco hasta desaparecer. Solo las cosas que aportan un valor real e indiscutible logran alcanzar una etapa de madurez en la que definitivamente se asientan encontrando un espacio, mayor o menor, dentro de la sociedad.

GTD no solo sobrevive, sino que se ha consolidado como un estándar de gestión personal cada vez más necesario por la forma en que evoluciona nuestra sociedad. El trabajo ya no es lo que era. Y no culpemos a ninguna crisis. Simplemente, las cosas han cambiado y ya no volverán a ser como antes.

En este nuevo entorno, marcado por la inestabilidad y la incertidumbre, la evolución tecnológica, la sobrecarga de información, etc. la mayoría de la gente tiene una sensación de falta de control, de menor capacidad de concentración y de mayor estrés. Es, por tanto, más importante que nunca cultivar la habilidad de gestionarse a uno mismo.

Además, la conciencia de que la vida tiene que ser algo más que trabajar y trabajar nos va transformando. Ya no queremos una vida en la que debes de pasar 50 años ocupado y estresado para luego disfrutar, si tienes suerte, de algo de libertad cuando ya eres viejo. Queremos tener libertad siempre, en todas las etapas de la vida y para ello es imprescindible buscar un equilibrio que no es posible si nos dejamos llevar por los acontecimientos.

Esta situación nos aboca a aprender a prestar atención a lo que de verdad nos importa, a decir no a aquello que solo nos roba tiempo y recursos, y a enfocar nuestras acciones de una manera más inteligente. En caso contrario, lo más probable es sucumbir al estrés que la sociedad actual parece querer imponer como forma de vida.

El mundo y las empresas necesitan gente que sea capaz de conseguir cosas para progresar. Tu familia y tus amigos necesitan que seas capaz de conseguir cosas para poder dedicarles tiempo. Tú mismo necesitas tener la capacidad de conseguir cosas para ser libre y vivir con equilibrio y armonía.

Aunque en cuestiones de productividad personal cada maestrillo tiene su librillo y nunca habrá nada perfecto para todo el mundo, lo cierto es que, en términos generales, en todos estos años no ha surgido ninguna alternativa de gestión personal que haya demostrado ser más eficiente que GTD.

GTD no es más que un conjunto de procesos intuitivos y lógicos que pueden ser aprendidos, enseñados e implementados fácilmente, por cualquiera. Es una filosofía que te ayuda a entender cuál es tu realidad y a tratar con ella de manera efectiva. Te ayuda a gestionar todos los inputs externos, pero también los impulsos que te guían y te definen como persona. Por eso GTD no solo no ha pasado de moda, sino que se trata de un conocimiento cada vez más necesario.

No hay comentarios

¡Comparte tus pensamientos!

Escribe tu comentario:

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.