Productividad Personal

Cómo mejorar tu capacidad de atención

AUTOR: Francisco Sáez Tags Consejos Atención

¿Quieres impulsar tu productividad personal?

Organízate con eficacia. Sin estrés.

La solución definitiva para hacer GTD®

Tu sistema GTD®, listo desde el primer minuto

Blog focus

Es una realidad que hoy en día, de manera inconsciente pero implacable, no hacemos más que entrenar nuestro cerebro para reducir su capacidad de atención. Nuestro entorno se ha convertido en una gran cacofonía llena de distracciones y es francamente difícil ignorar todo ese ruido durante mucho tiempo.

La buena noticia es que, si somos capaces de entrenar a nuestro cerebro para acortar su capacidad de atención, también somos capaces de entrenarlo para lo contrario, es decir, para tener una mayor y mejor capacidad de atención. La diferencia, claro está, es que esta segunda forma de entrenamiento requiere un importante esfuerzo de tu parte, ya que va en dirección contraria a lo que tu entorno te impone.

Desvía tu atención de aquello que te distrae

“La capacidad media de atención del ser humano moderno es aproximadamente la mitad de lo que sea que estés tratando de decirle.” ~ Meg Rosoff

Seguramente has oído hablar muchas veces del famoso experimento de las golosinas 1, en el cual se introdujo a un grupo de niños de entre 4 y 6 años en una habitación sin distracciones y se les ofreció dos opciones. Podían elegir entre conseguir una golosina de manera inmediata o esperar 15 minutos y conseguir así una segunda golosina. Muy pocos niños consiguieron esperar para tener un premio mayor, pero resulta que los que lo hicieron utilizaron una técnica que los psicólogos denominan asignación estratégica de la atención, es decir, desviar la atención a otro foco para no pensar obsesivamente en las golosinas (mirar a otro sitio, tararear canciones, pensar en otras cosas, etc.).

Puedes utilizar esta técnica cuando tengas que hacer una tarea que no te apetece tanto como otras, o cuando haya algún asunto que te preocupe. No pienses en la golosina, piensa en la recompensa que obtendrás si haces primero aquello que es importante. Puesto que la capacidad de atención se agota, es bueno utilizar métodos que alternan entre un tiempo de focalización y otro de distracción (como la técnica Pomodoro) para reforzar así tu concentración en lo que estás haciendo.

Entrena tu fuerza de voluntad

“La fuerza de voluntad es la clave del éxito. Las personas de éxito se esfuerzan, sin importar lo que sienten, mediante la aplicación de su voluntad para superar la apatía, la duda o el miedo.” ~ Dan Millman

Las constantes distracciones (emails, notificaciones, Twitter, Facebook, etc.) están poniendo a prueba tu fuerza de voluntad todo el tiempo. Es difícil estar concentrado en algo durante una hora, pero es muy fácil pasar el día entero respondiendo a pequeños inputs que no requieren mucho tiempo individualmente.

Por otra parte, resistirte constantemente a lo que quieres hacer debilita tu fuerza de voluntad y hace que tu rendimiento no sea óptimo en lo que vayas a hacer después, así que hay que encontrar un término medio.

La fuerza de voluntad es una función cognitiva que puede ser entrenada y, en esto, hacer ejercicio y deporte puede ayudar bastante. Entrenar de manera regular con un objetivo en mente—en un gimnasio para ganar 1 kg. de músculo, corriendo para preparar una maratón o montando en bici para preparar una travesía de montaña—es algo que requiere tiempo y atención, por lo que también ayuda a reforzar tu fuerza de voluntad y tu habilidad para concentrarte.

Mide tu progreso

“Lo que se mide, se controla” ~ Peter Drucker ¡Tuitéalo!

Lo que se mide, se controla y se puede mejorar. Si, como yo, pasas la mayor parte del tiempo delante de un ordenador, te recomiendo que instales RescueTime, una herramienta gratuita que hace un seguimiento de qué aplicaciones utilizas y qué páginas web visitas. Requiere que los primeros días o semanas vayas clasificando cuáles de los recursos que utilizas son productivos y cuáles son meras distracciones. Pero cuando esto está bien definido, resulta de gran utilidad el resumen semanal que recibes indicando qué parte de tu tiempo has empleado productivamente. Esto te permite ser consciente de una realidad que tal vez desconozcas, y tomar las medidas oportunas si es necesario.

Si no trabajas todo el tiempo en tu ordenador, siempre puedes hacer un seguimiento manual y sencillo de tu tiempo. Ten en cuenta que tu cerebro no es bueno calibrando tu productividad. Al final del día, si has estado muy ocupado, puedes tener una engañosa sensación de haber sido muy productivo, cuando a lo mejor has estado haciendo una gran cantidad de minucias sin ninguna importancia.

Si utilizas una herramienta de gestión personal como FacileThings, también recibirás un informe semanal indicándote cuántas tareas y proyectos has completado—y, aún más importante, qué porcentaje de ellos están relacionados con tus objetivos y áreas de responsabilidad—, y cuál es tu evolución con respecto a la semana anterior.

Crea el entorno adecuado

“El arte es la eliminación de lo innecesario.” ~ Pablo Picasso ¡Tuitéalo!

Una vez que sabes cómo pierdes el tiempo, tienes que empezar a eliminar de tu vida, o al menos minimizar, todo aquello que te distrae estúpidamente.

Cuando estés trabajando, silencia el móvil, desactiva todas la notificaciones y cierra todos los programas que no necesites para lo que estés haciendo. Si necesitas el navegador de internet, mantén abiertas solo las pestañas que necesitas para tu tarea actual. Desconecta el email. Elimina de tu vista todo aquello que tenga un número ya que, inconscientemente, tu cerebro estará deseando hacer clic ahí para ver “qué te estás perdiendo”.

Si activar y desactivar cosas te resulta muy tedioso cada vez, puedes crear una segunda cuenta de usuario en tu ordenador que solo tenga instaladas y configuradas las herramientas necesarias para trabajar sin distracciones, y utilizar esa cuenta cuando vas a realizar una sesión de trabajo.

Si trabajas en casa, asegúrate de que tienes un espacio de trabajo confortable. Elimina todo aquello que te distrae y no contribuye a tu trabajo; manténlo limpio y ordenado, sin ruidos.

Recuerda que tu capacidad de atención se puede entrenar, así que practica, practica y practica.

1 Notas:
- Don’t! (The New Yorker)

Beard avatar
Francisco Sáez
@franciscojsaez

Francisco es el fundador y CEO de FacileThings. Es también un Ingeniero en Informática al que le apasiona la productividad personal y la filosofía GTD como medios para lograr una vida mejor.

Descarga GRATIS el ebook “The Pursuit of Mastery”!

Pursuit of mastery ebook

4 comentarios

1bc2d24613bd3de85ce2b957cfc2802c
Comentado hace alrededor de 7 años Silvestre Segarra Soria

Estupendos consejos.

1bc2d24613bd3de85ce2b957cfc2802c Silvestre Segarra Soria

Estupendos consejos.

Fcb879f1bc70aa0f661b842011f280fb
Comentado hace alrededor de 7 años Francisco Sáez

Gracias, Silvestre! :)

Fcb879f1bc70aa0f661b842011f280fb Francisco Sáez

Gracias, Silvestre! :)

21e4725019aa493b71ccfe958b137328
Comentado hace alrededor de 7 años Olmo Axayacatl

Interesante lectura. Siempre me interesan los temas de productividad personal y estoy en proceso de implementación de muchas ideas. En lo personal recomiendo trabajar siempre con reloj en mano; yo lo hago cuando redacto y al final analizo si puedo bajar ese tiempo o si lo hice adecuadamente.

21e4725019aa493b71ccfe958b137328 Olmo Axayacatl

Interesante lectura. Siempre me interesan los temas de productividad personal y estoy en proceso de implementación de muchas ideas. En lo personal recomiendo trabajar siempre con reloj en mano; yo lo hago cuando redacto y al final analizo si puedo bajar ese tiempo o si lo hice adecuadamente.

Fcb879f1bc70aa0f661b842011f280fb
Comentado hace alrededor de 7 años Francisco Sáez

Gracias por tu comentario, Olmo.

A mi me ayuda mucho la técnica Pomodoro cuando escribo. Utilizo bloques de 25 minutos en los que no dejo que me distraiga nada ;)

Fcb879f1bc70aa0f661b842011f280fb Francisco Sáez

Gracias por tu comentario, Olmo.

A mi me ayuda mucho la técnica Pomodoro cuando escribo. Utilizo bloques de 25 minutos en los que no dejo que me distraiga nada ;)

Los artículos se cierran a nuevos comentarios después de 30 días.

Prueba FacileThings 30 DÍAS GRATIS y empieza a vivir a tu ritmo

No necesitas tarjeta de crédito para probar. Cancela cuando quieras con un solo clic.